26 de noviembre de 2009 / 19:51 / en 8 años

China anuncia meta de emisiones para cumbre Copenhague

Por Emma Graham-Harrison y Chris Buckley

PEKIN (Reuters) - China anunció el jueves su primera meta firme para reducir las emisiones de los gases que causan el efecto invernadero, un compromiso que el primer ministro Wen Jiabao llevará el próximo mes a una cumbre en Copenhague con la esperanza de lograr un acuerdo global sobre cambio climático.

El anuncio llega un día después que Estados Unidos, segundo mayor emisor de gas carbónico después de China, anunciara planes para cortar sus emisiones para el 2020 y dijera que el presidente Barack Obama participará en la reunión organizada por Naciones Unidas en la capital danesa.

China dijo que Wen asistirá a la reunión programada del 7 al 18 de diciembre y se comprometió a recortar en entre 40 y 45 por ciento la cantidad de dióxido de carbono producido por cada yuan de ingreso nacional en el 2020 respecto a los niveles de 2005.

La oferta fue aplaudida como un compromiso político vital para revitalizar las conversaciones que buscan fijar un nuevo marco para enfrentar el calentamiento global, aunque analistas advirtieron que era una meta técnicamente bastante modesta para China.

“El compromiso de Estados Unidos a un recorte específico y de mediano plazo y el de China a una acción específica en eficiencia energética pueden abrir dos de las últimas puertas hasta ahora cerradas para un acuerdo amplio”, dijo Yvo de Boer, el jefe del Secretariado de Cambio Climático de la ONU.

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, elogió la decisión de Wen de participar en la cumbre y dijo que China era “muy activa y constructiva”.

Pese a ello, las emisiones de China podrían duplicarse para el 2020 con el nuevo objetivo, dijo Frank Jotzo, subdirector del Instituto de Cambio Climático de la Australian National University.

Sin una meta “en un escenario realista, las emisiones de China podrían aumentar más de dos veces y media”, añadió.

“China ha tomado lo que es aceptado universalmente que va a ocurrir y lo ha disfrazado como una nueva y ambiciosa decisión política”, sostuvo el investigador danés Bjorn Lomborg, autor del libro “The Skeptical Environmentalist”.

Las negociaciones auspiciadas por la ONU se han quedado sin tiempo para establecer un acuerdo legalmente vinculante, debido a las diferencias entre naciones ricas y pobres sobre quién debería recortar las emisiones, cuánto y quién debería pagar.

Sin embargo, crecen las esperanzas de que un pacto político sustancial pueda lograse en la cumbre de diciembre.

La nueva meta de China llega después de que otros dos grandes contaminadores, Brasil e Indonesia, anunciaran fuertes recortes para el 2020.

La fijación el miércoles de la meta de emisiones para Estados Unidos y el anuncio de que Obama participará en la cumbre también impulsarán las conversaciones de Copenhague, dijeron analistas.

Pero como un recordatorio de las serias disputas que todavía ensombrecen la cita, el principal enviado de China criticó a las naciones desarrolladas que, según dijo, están rezagadas en sus esfuerzos por recortar emisiones, y dijo que la nueva meta china era sólo “vinculante domésticamente”.

“Hasta ahora no hemos visto acciones concretas y compromisos sustanciales de los países desarrollados”, dijo Xie Zhenhua, elsubdirector del Comité Nacional de Desarrollo y Reformas, en una rueda de prensa en Pekín.

Reporte de Emma Graham-Harrison y Chris Buckley; traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid; editado por Esteban Israel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below