7 de mayo de 2011 / 10:34 / hace 6 años

Fuerzas Gaddafi destruyen tanques combustible en Misrata

<p>Un combatiente rebelde monta guardia durante las plegarias del viernes en Bengasi, mayo 6, 2011. REUTERS/Mohammed Salem</p>

Por Lin Nouiehed

TRIPOLI (Reuters) - Fuerzas del Gobierno libio bombardearon grandes tanques de almacenamiento de combustible en la ciudad occidental en disputa de Misrata, destruyendo las instalaciones y desatando un gigantesco incendio, dijeron el sábado fuerzas rebeldes.

El bombardeo ocurrió mientras rondas de artillería disparadas por las fuerzas leales a Muammar Gaddafi cayeron en el vecino Túnez, en una escalada de la lucha cerca de la frontera entre soldados y combatientes rebeldes al líder libio.

Misrata es la última ciudad que queda en el oeste del país bajo control rebelde. La localidad portuaria ha permanecido en estado de sitio por más de dos meses y ha sido testigo de alguna de las más cruentas batallas entre leales y rebeldes.

Los rebeldes dieron varios relatos del bombardeo de Misrata, pero dijeron que el ataque por la noche, que cayó sobre el combustible utilizado para exportaciones y para consumo interno, fue un golpe a su habilidad de resistir el estado de sitio.

“Cuatro tanques (de combustible) fueron totalmente destruidos y se desató un gigantesco incendio, que se extendió ahora a los otros cuatro. No podemos extinguirlo porque no tenemos las herramientas adecuadas”, dijo a Reuters el portavoz de los rebeldes Ahmed Hassan.

“Ahora la ciudad enfrentará un gran problema. Esas eran las únicas fuentes de combustible para la ciudad. Esos tanques podrían haber mantenido a la ciudad con suficiente combustible por tres meses”, sostuvo por teléfono.

Hassan dijo que para el ataque nocturno en Qasr Ahmed las fuerzas del Gobierno utilizaron pequeños aviones que normalmente se usan para rociar pesticidas. Más tarde dijo a la cadena de TV Al-Jazeera que tres helicópteros con la insignia de la media luna roja llevaron a cabo el ataque.

Otro portavoz rebelde, que dijo llamarse Abdelsalam, aseguró que un helicóptero del Gobierno hizo una misión de reconocimiento sobre el puerto y que dos horas más tarde alrededor de la medianoche hora local, las fuerzas del Gobierno dispararon cohetes que cayeron sobre tres tanques de combustible de la empresa Brega Oil Company.

Los rebeldes notificaron a la OTAN acerca de los aviones antes del ataque, pero no hubo respuesta, dijo Hassan. Fuerzas del Gobierno destruyeron el mes pasado al menos un helicóptero que estaba en misión de reconocimiento sobre Misrata, de acuerdo a rebeldes.

LUCHA EN LA FRONTERA

Escuelas fueron evacuadas y los residentes corrieron a refugiarse en la ciudad tunecina de Dehiba, que en las últimas semanas ha sido impactada repetidamente por una serie de morteros, mientras los rivales libios luchan por el control de un cruce fronterizo cercano.

Columnas de humo y piedras marcaban el lugar donde habían caído cuatro proyectiles sobre el territorio tunecino.

El sonido de disparos de armas grandes y pequeñas se podía escuchar hasta 4 kilómetros adentro en Libia, dijo un testigo de Reuters en la frontera.

La batalla entre rebeldes libios y fuerzas pro-Gaddafi es por el control del cruce fronterizo de Dehiba-Wazzin, que daría a los combatientes un camino al mundo exterior a través de la región de las Montañas del Oeste, donde están peleando por terminar con las más de cuatro décadas de Gaddafi en el poder.

“Tenemos mucho miedo. Los misiles están cayendo alrededor nuestro, no sabemos qué hacer”, dijo el tunecino Mohammed Naguez, un residente de Dehiba. “Nuestros niños tiene miedo. Las autoridades tunecinas tienen que detener esto”, agregó.

Aunque los rebeldes mantienen el punto fronterizo Dehiba-Wazzin, las fuerzas de Gaddafi controlan uno mucho más grande al norte.

Los rebeldes que luchan por terminar con más de cuatro décadas del régimen de Gaddafi han recibido el apoyo de las fuerzas aéreas de la OTAN para afrontar a las tropas fuertemente armadas del gobierno libio, pero eso no ha sido suficiente para terminar con el estancamiento en la guerra.

La semana pasada, los combates cerca de la frontera con Túnez se esparcieron a la propia Dehiba, generando furiosas protestas contra Libia por parte de las autoridades tunecinas.

Más de 30.000 refugiados libios han cruzado desde las Montañas del Oeste hasta Túnez, donde muchos están siendo alojados por familias locales.

Reporte adicional de Joseph Nasr en Berlín, Matt Robinson y Tarek Amara en Dehiba y Mariam Karouny en Beirut

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below