30 de octubre de 2011 / 23:59 / hace 6 años

PERFIL-Ex guerrillero gana alcaldía de la capital colombiana

Por Nelson Bocanegra

BOGOTA (Reuters) - Gustavo Petro, un ex guerrillero amnistiado, fue elegido el domingo como alcalde de Bogotá, la capital de Colombia, considerado el segundo cargo político más importante del país, más de un año después de que fuera derrotado en su intención de ganar la presidencia.

Petro, de 51 años, triunfó en las urnas bajo el eslogan de “Bogotá Humana Ya!” con un 32 por ciento de los votos, en unas elecciones en las que derrotó al ex alcalde Enrique Peñalosa, a la ex congresista Gina Parody y otros candidatos de menor caudal, un resultado anticipado por las encuestas.

El nuevo alcalde -que se posesionará en enero- gobernará la capital colombiana, ciudad de 8 millones de habitantes, en representación del recién creado partido Progresistas, que fundó después de retirarse del Polo Democrático Alternativo (PDA) por diferencias con sus dirigentes.

Petro reemplazará en la alcaldía a Samuel Moreno, del PDA, quien fue suspendido y actualmente está encarcelado por un escándalo de corrupción.

El alcalde electo, un economista, realizó estudios de especialización en desarrollo y medio ambiente en Bélgica y un doctorado en administración en España.

El político, padre de seis hijos, ganó la alcaldía con la promesa de atacar la rampante corrupción, la inseguridad y las mafias asociadas al microtráfico de drogas.

También prometió solucionar la crisis de movilidad y aumentar la cobertura en salud, vivienda y educación para los sectores de menores recursos económicos.

El triunfo de Petro sobre Peñalosa supone una derrota para su principal rival político, el ex presidente Alvaro Uribe que apoyaba al ex alcalde Peñalosa con su amplio caudal político.

La victoria también demuestra que aún hay espacio para la izquierda en el país a pesar de los recientes descalabros por malas administraciones.

Petro inició su carrera política a los 22 años, como concejal independiente en el municipio de Zipaquirá, cercano a Bogotá, desde donde se vinculó al movimiento guerrillero M-19, por lo que fue encarcelado por casi dos años hasta que el grupo fue amnistiado a finales de la década de 1980 por el Gobierno del ex presidente Virgilio Barco.

Después retomó su rumbo político y en la última década fue resaltado como uno de los mejores senadores, debido a sus incisivas denuncias sobre corrupción y de los vínculos de grupos paramilitares de ultraderecha con políticos, la mayoría aliados de Uribe, de quien se convirtió en unos de sus más duros críticos.

El nuevo alcalde de Bogotá perdió en la primera vuelta de las pasadas elecciones presidenciales contra Juan Manuel Santos, quien heredó el capital político de Uribe.

Reporte de Nelson Bocanegra

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below