Reforma minera en Bolivia, demorada al menos hasta 2013: ministro

miércoles 31 de octubre de 2012 16:58 GYT
 

LA PAZ (Reuters) - Una reforma estructural de la industria minera de Bolivia, que sentaría las bases para una reestatización y que fue prometida por el presidente Evo Morales desde que asumió hace seis años, deberá esperar por lo menos hasta el 2013, según declaraciones del ministro del sector, Mario Virreira.

Disputas entre los poderosos sindicatos mineros y las cada vez más numerosas cooperativas mineras, ambos grupos aliados del mandatario indígena de izquierda, bloquean ya por más de tres años un acuerdo sobre una nueva ley.

Morales ha nacionalizado por decreto en los seis últimos años empresas de hidrocarburos, telecomunicaciones y generación eléctrica, pero no ha podido aplicar el mismo modelo en la dispersa minería, estatizada por primera vez en 1952 y privatizada en gran parte en el último cuarto de siglo.

La promesa presidencial de reformar mediante ley la industria minera para "recuperar" en favor del Estado las minas privatizadas ha tropezado con desacuerdos, a veces violentos como ocurrió este año, entre mineros sindicalizados y cooperativistas.

"El '52 el propósito era recuperar las minas para el Estado boliviano. Hoy estamos encaminados en el mismo objetivo, con mayor claridad, con mayor precisión", dijo Virreira en una conferencia de prensa con la que celebró el 60 aniversario de la primera nacionalización.

"La (nueva) ley minera se está construyendo con la participación de las organizaciones que tienen que ver con la minería (...) Se supone que para el próximo año debe estar concluido este proyecto de ley y una vez que esté concluido, su aprobación (legislativa) va a ser rápida", añadió.

El anuncio dejó sin efecto anuncios oficiales previos de que la norma, que aumentaría la carga tributaria a la industria minera, sería aprobada antes de fin de año.

Entretanto, las exportaciones mineras, que constituyen la segunda fuente de divisas del país después del gas natural, proceden mayoritariamente de transnacionales lideradas por el grupo japonés Sumitomo y el estadounidense Coeur d'Alene, que producen principalmente plata y zinc.

Las minas del Estado y las cooperativas, productoras en general de estaño y oro, aportan un mínima parte de las ventas bolivianas que en el 2011 sumaron un récord de casi 3.500 millones de dólares, poco más de un tercio de todas las exportaciones.   Continuación...