12 de noviembre de 2012 / 13:47 / hace 5 años

RESUMEN- Grecia obtendrá más tiempo, pero no ayuda financiera inmediata

Por Jan Strupczewski y Matthias Sobolewski

<p>Un grupo de manifestantes durante una protesta frente al Parlamento griego en Atenas, nov 11 2012. La zona euro no autorizar&aacute; el lunes la entrega de m&aacute;s dinero para Grecia, pese a que el pa&iacute;s aprob&oacute; su presupuesto 2013, ya que todav&iacute;a no hay un acuerdo sobre c&oacute;mo hacer sostenible su deuda. REUTERS/John Kolesidis</p>

BRUSELAS/BERLIN (Reuters) - Los gobiernos de la zona euro no autorizarán el lunes la entrega de más dinero para Grecia, pese a que el país aprobó un duro presupuesto para el 2013, ya que todavía no hay un acuerdo sobre cómo hacer sustentable su deuda para la próxima década.

Sin embargo, los ministros de Finanzas del bloque monetario reunidos en Bruselas deberían darle a Atenas dos años más de plazo para cumplir con sus metas de déficit presupuestario, concesión que requerirá de un financiamiento extra de cerca de 32.000 millones de euros (41.000 millones de dólares), según un borrador preparado para la reunión.

Los préstamos han sido retenidos después de que Atenas, que ha recibido dos paquetes de rescate de la zona euro y del Fondo Monetario Internacional, no cumplió con las reformas y los recortes presupuestarios prometidos, en parte como resultado de la celebración de dos elecciones en un plazo de tres meses.

El Parlamento griego aprobó un presupuesto de austeridad para el 2013 a última hora del domingo y un paquete de reformas estructurales el miércoles pasado, cumpliendo con las condiciones para que la zona euro libere el siguiente tramo de 31.500 millones de euros en préstamos de emergencia.

Sin embargo, funcionarios afirmaron que el dinero no será liberado debido a que los ministros están esperando a que la “troika” compuesta por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo presente su “análisis de sustentabilidad de la deuda”.

Como resultado de eso, los ministros podrían tener que conversar de nuevo esta semana, ya sea cara a cara o en una teleconferencia.

“No habrá ninguna decisión definitiva hoy (lunes), pero creo que el sentimiento general es que nos gustaría que el próximo desembolso se lleve a cabo de la manera más eficiente posible”, dijo el presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, afirmó que quiere oír la conclusión a la que llegaron los inspectores de la troika durante sus visitas a Grecia antes de decidir qué pasos dar a continuación.

“Me gustaría ver si Grecia ha cumplido con todas sus obligaciones y entonces me gustaría oír el informe de la troika porque depende de si el Gobierno griego halló una solución con la troika y no he leído nada sobre eso”, comentó.

Un informe de cumplimiento preparado por la troika calculó que si los ministros acuerdan darle a Grecia dos años más para cumplir sus metas, el país requerirá de un financiamiento adicional de cerca de 15.000 millones de euros hasta el 2014 y de otros 17.600 millones de euros para el 2015/2016, lo que sumaría un agujero de 32.600 millones de euros.

La discusión sobre cómo cerrar esa brecha encabezará la agenda de los ministros el lunes.

“Tendremos que ver más tarde qué propuestas están siendo presentadas por la troika respecto a la brecha de financiamiento”, comentó el ministro de Finanzas de Irlanda, Michael Noonan, mientras entraba a la reunión.

OPTIMISMO DE LAGARDE

La directora gerenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, se mostró optimista al arribar a Bruselas y dijo que Grecia hizo el trabajo que necesitaba hacer y que ahora sus acreedores deben actuar.

“Grecia ha hecho su trabajo y ha mostrado algo de resolución real, de modo que es hora de que los acreedores hagan lo mismo y ciertamente el FMI, como siempre, hará su parte”, declaró a la prensa.

“Estamos a favor no de un arreglo rápido, sino que de un arreglo real”, manifestó con una amplia sonrisa.

El FMI ha estado presionando a los gobiernos para que acepten pérdidas en el valor de sus préstamos oficiales a Grecia, pero Alemania, la Comisión Europea y otros han dicho que no es legalmente posible.

El tema clave para los gobiernos de la zona euro es el análisis de deuda, que establecerá cómo se supone que Grecia recorte su deuda desde cerca de un 190 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) el próximo año a un 120 por ciento al 2020 o poco después, y si la meta es posible.

El FMI ha establecido una meta del 120 por ciento, afirmando que cualquier cosa mucho más arriba de eso no será sostenible debido a las bajas perspectivas de crecimiento de Grecia y a los altos requerimientos de préstamos del exterior.

Mientras tanto, Grecia podrá emitir más deuda a corto plazo para mantenerse a flote.

Los funcionarios esperan que el otorgamiento de dos años más a Grecia para cumplir con sus metas le permita a su economía comenzar a crecer de nuevo dado que, de otro modo, nunca producirá lo suficiente para que el país cancele su deuda.

En marzo se estableció una meta de que Grecia logre un superávit primario de un 4,5 por ciento del PIB en el 2014 y, aunque no se ha tomado una decisión final, funcionarios afirman que probablemente esa fecha se aplazará al 2016 debido a retrasos con las reformas y una recesión más profunda a lo pronosticado.

Reporte adicional de Lefteris Papadimas, Deepa Babington y Harry Papachristou en Atenas, Robin Emmott y Annika Breidhardt en Bruselas. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below