13 de noviembre de 2012 / 2:37 / en 5 años

Congreso EEUU vuelve el martes a enfrentar el "abismo fiscal"

Por Rachelle Younglai y Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - En medio del temor global por la peligrosa división política en Washington, los legisladores de Estados Unidos vuelven el martes a la capital con un plazo de siete semanas para lograr un acuerdo frente a las alzas de impuestos y recortes al presupuesto que amenazan con provocar una nueva recesión.

La lucha post-electoral sobre el llamado “abismo fiscal” se está convirtiendo en una extensión de la campaña política, con los demócratas buscando reunir apoyo a un alza de impuestos a los ricos como parte de cualquier acuerdo y los republicanos respondiendo que tal postura devastará a los “creadores de empleo” de todo el país.

El presidente Barack Obama tiene programadas reuniones de alto perfil en la Casa Blanca con líderes de negocios, cívicos y laborales antes de una cumbre fijada para el viernes con los republicanos y demócratas de mayor rango en el Congreso.

Los líderes republicanos, entre ellos el ex nominado a la vicepresidencia Paul Ryan, han planificado su propia ronda de apariciones en televisión y conferencias de prensa para defender su postura.

Ambas partes generalmente concuerdan en la necesidad de evitar el golpe de los 600.000 millones de dólares de las severas medidas de reducción del déficit que acordaron en agosto del 2011. Ellos también reconocen la necesidad de reducir el déficit en el largo plazo y revisar el código tributario.

Discrepan, tal como lo hicieron durante la campaña electoral, sobre cómo lograr que el Gobierno supere la crisis inmediata y su principal punto de desacuerdo es si extender los recortes tributarios para todos, como quieren los republicanos, o sólo para quienes ganan menos 250.000 dólares, como quiere el presidente.

El presidente y los republicanos en el Congreso han realizado declaraciones más conciliadoras desde la elección sobre la posibilidad de lograr un acuerdo. Pero el lunes quedó claro que ambas parte aún está distanciadas, lo que fija el escenario para un prolongado debate que podría mantener a los inversores nerviosos durante el resto del año.

Obama ganó la reelección la semana pasada, pero el Congreso sigue dividido, los demócratas controlan el Senado y los republicanos manejan la Cámara de Representantes.

ECONOMISTAS PIDEN ACUERDO

En una editorial que causó sorpresa en Washington, el economista Glenn Hubbard, quien fue el asesor económico del candidato presidencial Mitt Romney, instó a los republicanos a aceptar un aumento en la tasa tributaria promedio, aunque no en las tasas marginales, como lo quiere el presidente Obama, como parte de una solución del déficit a largo plazo.

El martes, un grupo de 350 economistas, organizados por un grupo mayoritariamente liberal llamado “Campaign for America’s Future”, emitirá un comunicado instando a ambas partes a terminar con sus “preocupaciones obsesivas al reducir el déficit” en medio de una “frágil” recuperación económica.

El sentimiento generalizado de analistas del mercado se reflejó en un memorando de estrategas PNC que destaca que si bien las elecciones “generaron algo de claridad” sobre la situación del abismo, “aún persisten importantes incertidumbres en el panorama respecto al momento y la composición de un acuerdo sobre el abismo fiscal”.

“Mientas más tarden el presidente y el Congreso en negociar un acuerdo, hay mayores probabilidades de que la situación fiscal de Estados Unidos destruya los avances logrados durante los tres años de recuperación económica”, agregó.

El equipo del presidente no entregó una lista de los líderes de negocios que se esperan el miércoles en la Casa Blanca, luego de un evento el martes con líderes laborales, incluido el presidente de la AFL-CIO Richard Trumka.

El presidente ejecutivo de General Electric Co, Jeff Immelt, planeaba asistir, según una portavoz de GE, al igual que el jefe del directorio y presidente ejecutivo de American Express Co, Kenneth Chenault.

Ambos están involucrados en un grupo de cabildeo llamado “Fix the Debt”, que está lanzando una campaña publicitaria esta semana en defensa de una reducción del déficit equilibrada y a largo plazo.

Los presidentes ejecutivos de 17 grandes compañías de Estados Unidos relacionados con “Fix the Debt” han escrito a los legisladores instándolos a lograr una pronta solución sobre el abismo fiscal. Sus cartas serán entregadas el martes, cuando el Congreso vuelva a reunirse.

Reporte adicional de Thomas Ferraro en Washington; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below