IPC de EEUU sube por salto en costo de vivienda

jueves 15 de noviembre de 2012 10:45 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al consumidor estadounidense subieron en octubre debido a que el rubro de vivienda registró su mayor alza en más de cuatro años, mientras que el precio de la gasolina cayó.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) se elevó un 0,1 por ciento el mes pasado, en línea con lo pronosticado por analistas, mostraron datos del Departamento del Trabajo divulgados el jueves.

Los datos aún apuntan a sólo modestas presiones inflacionarias que es improbable que descarrilen el plan de la Reserva Federal estadounidense de mantener bajas las tasas de interés por un período prolongado.

Los precios del mantenimiento de la vivienda, que incluyen la renta, subieron un 0,3 por ciento durante octubre, su mayor alza desde el 2008, y ese ítem fue responsable por más de la mitad del aumento en el IPC.

Esa podría ser una señal de esperanza para la economía porque los dueños de viviendas sintieron que tienen más espacio para elevar la renta. El alquiler para residencias primarias subió un 0,4 por ciento.

Los precios de la gasolina cayeron un 0,6 por ciento en octubre tras saltar un 7 por ciento el mes anterior. Fue la primera baja en los costos de la gasolina desde junio. Los precios más altos en las estaciones de servicio han forzado a muchos consumidores estadounidenses a reducir otros gastos.

Una medida de inflación subyacente mostró un alza moderada. El IPC subyacente, que excluye costos de alimentos y de la energía, subió un 0,2 por ciento en octubre.

En los 12 meses hasta octubre, los precios al consumidor estadounidense aumentaron un 2,2 por ciento, una décima más que la lectura interanual de septiembre. Los precios subyacentes aumentaron un 2 por ciento en el año hasta octubre.

La mayoría de los economistas no estiman que la inflación amenace a la economía en el corto o largo plazo.

Sin embargo, algunos creen que la Reserva Federal estadounidense tolerará que los precios suban más rápidamente que la meta del 2 por ciento del banco central en el corto plazo, para permitir un crecimiento económico más acelerado en la medida en que el país se recupera de la recesión del 2007-2009.

(Reporte de Jason Lange. Editado en español por Patricio Abusleme)