21 de noviembre de 2012 / 14:32 / hace 5 años

Zona euro y FMI no alcanzan acuerdo sobre deuda griega

<p>La canciller alemana Angela Merkel durante un discurso en una sesi&oacute;n de la C&aacute;mara baja del Parlamento en Berl&iacute;n. 21 de noviembre, 2012. Los prestamistas internacionales de Grecia no lograron por segunda semana consecutiva ponerse de acuerdo para liberar ayuda de emergencia para Atenas y llevar&aacute;n a cabo un tercer intento por resolver el problema el lunes, pese a que Alemania indic&oacute; que persist&iacute;an grandes diferencias. REUTERS/Tobias Schwarz</p>

Por Andreas Rinke y Lefteris Papadimas

BRUSELAS (Reuters) - Los prestamistas internacionales de Grecia no lograron por segunda semana consecutiva ponerse de acuerdo para liberar ayuda de emergencia para Atenas y llevarán a cabo un tercer intento por resolver el problema el lunes, pese a que Alemania indicó que persistían grandes diferencias.

Tras casi 12 horas de discusiones que se extendieron hasta la noche, los ministros de Finanzas de la zona euro, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) no lograron un consenso, sin el cual no se puede desembolsar la ayuda de emergencia para Atenas.

Varios funcionarios europeos restaron importancia al retraso, al decir que los desacuerdos eran de naturaleza técnica y que el consenso se produciría en su próxima reunión el 26 de noviembre.

Pero el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo a legisladores en una reunión privada en Berlín que los prestamistas estaban divididos sobre varios temas clave, entre ellos cómo definir la sostenibilidad de la deuda y cubrir la brecha de las finanzas griegas.

“El ve la extensión de la meta de sostenibilidad de la deuda como uno de los principales puntos de contención. El otro radica en cómo cubrir la brecha financiera de Grecia de 14.000 millones de euros hasta el 2014”, dijo un legislador que asistió a la reunión del miércoles entre la canciller Angela Merkel y los demócrata cristianos en el Parlamento.

Más tarde, Schaeuble afirmó que los gobiernos de la zona euro y el FMI habían acordado sobre un programa para la recompra de deuda de Grecia, entre otra serie de medidas.

El ministro también dijo a periodistas que ninguna de las propuestas consideradas para ayudar a Grecia afectaría el presupuesto alemán del 2013 y dijo que la Bundestag o Cámara baja del Parlamento debería estar lista para votar una asistencia adicional para Atenas a fines de la semana próxima.

ALEMANIA BUSCA EVITAR MAS PERDIDAS

La propia Merkel dijo a legisladores que el déficit podría encararse reduciendo las tasas de interés sobre los préstamos e incrementando las garantías al fondo de rescate temporal de la zona euro, FEEF, en el que Alemania tomaría su parte, dijo uno de los presentes en el encuentro.

La canciller sugirió que era posible alcanzar un acuerdo la semana próxima, pero rechazó la idea de que medidas radicales y osadas puedan resolver la crisis de la noche a la mañana.

“Creo que hay posibilidades, no se puede saber con seguridad, pero hay chances de lograr una solución el lunes”, dijo Merkel a la Bundestag durante un debate.

Grecia necesita el próximo tramo de ayuda de 31.000 millones de dólares para seguir pagando su deuda y evitar la bancarrota. Su próximo importante pago es para mediados de diciembre.

Atenas dice que ha llevado adelante una serie de duras reformas exigidas por su programa de rescate, pero que necesita más tiempo para alcanzar las metas fiscales acordadas con sus prestamistas debido a que su economía sigue contrayéndose.

Gobiernos europeos desean brindar a Grecia un plazo adicional de dos años, hasta el 2022, para que disminuya su deuda a un nivel sostenible, pero el FMI no está de acuerdo con la extensión.

Los europeos, encabezados por Alemania, se niegan a asumir más pérdidas. Ambas alternativas ayudarían a Grecia a cumplir con las metas dispuestas en su programa de salvataje.

El ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, afirmó que el acuerdo estaba cerca, en comentarios similares a los expresados por el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, que dijo que las conversaciones estaban atascadas por tecnicismos.

“Estamos a un pelo del acuerdo. Tengo mucha confianza en que llegaremos ahí el lunes”, dijo Moscovici a radio Europe 1.

GRECIA RECLAMA POR DEMORA

Grecia está cada vez más frustrada por las reiteradas postergaciones en la liberación de su próximo tramo del rescate e insiste en que ha hecho todo lo necesario.

“Grecia ha cumplido con lo que se le pidió. Nuestros socios, junto al FMI, también tienen que hacer lo que prometieron”, dijo en un comunicado el primer ministro Antonis Samaras.

“Cualquier dificultad técnica en hallar una solución no justifica negligencias o retrasos”, declaró.

Samaras se reunirá el jueves en Bruselas con Juncker y ha cancelado un viaje a Qatar para la semana próxima a fin de estar al tanto de las negociaciones sobre su deuda, dijo un portavoz de Gobierno.

Un documento preparado para la reunión y al que Reuters tuvo acceso sostiene que la deuda de Grecia no se podría recortar a un 120 por ciento del PIB para el 2020, el nivel considerado sostenible por el FMI, a menos que los miembros de la zona euro acepten pérdidas en sus préstamos a Atenas.

El texto de 15 páginas, distribuido entre los ministros, establece en términos claros cuán lejos está Grecia de reducir su deuda al objetivo impuesto por el FMI, desde un nivel actual de alrededor del 170 por ciento de su PIB.

El informe establece varias formas de como se podría recortar la deuda de Grecia entre el momento actual y el 2020, pero concluye que no sería suficiente sin que los acreedores de la zona euro sufran un impacto en su propias tenencias, algo que Alemania y otros países han dicho que sería ilegal.

Indica además que la deuda griega podría caer a un 120 por ciento del PIB dos años más tarde -en el 2022- sin tener que imponer pérdidas a los estados miembros de la zona euro o a través de una recompra de la deuda griega a los tenedores de bonos del sector privado.

Según el documento, sin medidas correctivas la deuda griega alcanzaría un 144 por ciento del PIB en el 2020 y un 133 por ciento en el 2022, cifras reportadas inicialmente por Reuters en exclusiva la semana pasada.

“Para hacer caer adicionalmente la proporción de deuda, uno tendría que recurrir a medidas que supongan pérdidas de capital o implicaciones presupuestarias para los estados miembros de la zona euro”, dice el documento.

El punto de vista del FMI, que ha desempeñado un rol en los dos rescates griegos hasta el momento, es crucial porque da legitimidad internacional a los esfuerzos de la zona euro. Si el FMI retira su apoyo a los programas de ayuda, esto podría tener un impacto en el mercado profundamente perjudicial.

El documento parecía diseñado en parte para convencer al FMI de que la deuda griega podría ser sostenible sólo con dos años de retraso si el fondo suaviza su postura.

Reporte adicional de Alexandra Hudson, Michelle Martin, Madeline Chambers in Berlin y Deepa Babington; Escrito por Anna Willard. Editado en español por Marion Giraldo/Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below