Nicaragua confía que Colombia respetará fallo de La Haya en diferendo

viernes 23 de noviembre de 2012 22:57 GYT
 

MANAGUA (Reuters) - El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo el viernes estar seguro de que Colombia respetará el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que el lunes dirimió un viejo diferendo limítrofe entre ambos países al adjudicar extensas áreas del mar Caribe a la nación centroamericana.

Ortega sin embargo no se refirió al anuncio que Bogotá hizo el miércoles de mantener las embarcaciones de la Armada en las áreas adjudicadas a Managua en el Caribe hasta que el tribunal internacional resuelva recursos que dijo interpondría ante La Haya.

"Estoy seguro que el hermano pueblo colombiano, el gobierno de Colombia, el presidente de Colombia (Juan Manuel Santos), van a reconocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia porque no hay más camino: un solo camino y es darle cumplimiento al fallo de la Corte Internacional de Justicia", indicó Ortega en un acto ante estudiantes y maestros.

La resolución del principal órgano judicial de Naciones Unidas es de inmediato y obligatorio cumplimiento, por lo que la posición de Bogotá podría interpretarse como un desacato por Nicaragua, que el 2001 inició la querella contra Colombia alegando que el país sudamericano le cercenaba miles de kilómetros cuadrados de su plataforma continental.

La zona marítima que Nicaragua dice recuperó del ilegal dominio de Colombia es rica en recursos pesqueros y petroleros.

El fallo de La Haya también adjudicó a Colombia siete islotes que reclamaba Nicaragua, y ratificó además la soberanía colombiana de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, merced a un tratado firmado en 1928 por ambos países y cuando Nicaragua estaba bajo la ocupación de tropas de Estados Unidos.

La isla de San Andrés se encuentra a unos 720 kilómetros al noroeste de la costa colombiana, y a 110 kilómetros del litoral nicaragüense.

Tras el fallo, el Gobierno colombiano comenzó un estudio detallado del mismo para decidir si interpone un recurso de aclaración ante la corte, entre lamentos por lo que consideran un despojo de extensas áreas en el mar.

Colombia consideraba que su frontera con Nicaragua estaba delimitada por el meridiano 82, pero Nicaragua alegaba ante La Haya que no estaba trazado el límite en ningún instrumento jurídico, ni siquiera en el polémico tratado de 1928.

La negativa de Colombia a aceptar el fallo en la parte concerniente a los límites marítimos ha acarreado duras críticas de especialistas en derecho internacional, que han sugerido al gobierno de Nicaragua que acuda a altas instancias de Naciones Unidas para hacer respetar la legislación internacional.

(Reporte de Iván Castro)