24 de noviembre de 2012 / 14:12 / hace 5 años

Egipcio Mursi enfrenta revuelta judicial por decreto

Por Tom Perry

EL CAIRO (Reuters) - El presidente egipcio, Mohamed Mursi, enfrenta una rebelión de jueces que lo acusaron el sábado de expandir sus poderes en desmedro suyo, lo que profundiza una crisis que ha provocado violencia en las calles y ha expuesto las profundas divisiones del país.

El Club de Jueces de Egipto, un órgano que representa a los jueces en todo el país, llamó a una huelga durante una reunión interrumpida por gritos exigiendo la "caída del régimen", la frase de batalla en el levantamiento que derrocó a Hosni Mubarak el año pasado.

Opositores y partidarios de Mursi -que representan la división entre los recientemente empoderados islamistas y la oposición más secular- han llamado a manifestaciones rivales para el martes por el decreto del mandatario que ha provocado preocupación en Occidente.

El decreto, emitido el jueves, es parte del esfuerzo del nuevo Gobierno por consolidarse tras hacer a un lado en agosto a funcionarios de la era Mubarak. La norma impide que las decisiones de Gobierno puedan ser revisadas por la justicia hasta que un nuevo Parlamento sea elegido el año próximo.

También protege a la asamblea dominada por islamistas y que redacta la nueva Constitución de Egipto de una serie de desafíos legales que han amenazado al órgano con la disolución y ofrece la misma protección a la Cámara Alta del Parlamento, controlada igualmente por islamistas.

El Consejo Judicial Supremo, la máxima autoridad judicial de Egipto, dijo que el decreto de Mursi es un "ataque sin precedentes" a la independencia judicial, según informó la agencia noticias estatal. El Club de Jueces, que se reunió en El Cairo, llamó a Mursi a anularlo.

Esa exigencia también fue formulada por el prominente líder de la oposición Mohamed ElBaradei, quien dijo que "no existe espacio para el diálogo cuando un dictador impone las medidas más opresivas y repugnantes y entonces dice 'dividamos la diferencia'".

"Estoy esperando para ver, ojalá pronto, una declaración muy enérgica de condena por parte de Estados Unidos, Europa y de todos a los que realmente les importa la dignidad humana", agregó ElBaradei en una entrevista con Reuters y Associated Press.

Más de 300 personas resultaron heridas el viernes en actos de violencia durante protestas contra el decreto. Se registraron ataques contra al menos tres oficinas de los Hermanos Musulmanes, el movimiento que llevó a Mursi al poder.

POLARIZACION

Partidos políticos liberales, de izquierda y socialistas llamaron a una gran protesta para el martes para forzar a Mursi a dejar sin efecto un decreto que, dicen, ha expuesto los impulsos autocráticos de un hombre que una vez fue encarcelado por Mubarak.

En una señal de polarización en el país, los Hermanos Musulmanes convocó a su propia manifestación ese mismo día para expresar apoyo al decreto del presidente.

Mursi también se asignó la nueva autoridad de despedir al fiscal general -un funcionario de la era de Mubarak- y designar a otro. El fiscal exonerado, Abdel Maguid Mahmoud, fue recibido como héroe por varios miles de jueces que asistieron el sábado a una sesión en el Club de Jueces de Egipto, en El Cairo.

El jefe de la entidad, Ahmed al-Zind, presentó a Mahmoud con su antiguo título, en un abierto desafío al decreto de Mursi.

El Gobierno de Mursi ha defendido el decreto diciendo que busca acelerar la transición política desde la administración de Mubarak a un nuevo sistema de Gobierno democrático.

Analistas afirman que refleja las sospechas de los Hermanos Musulmanes hacia sectores del poder judicial que no han sido reformados desde los días de Mubarak.

"Apunta a marginar a los enemigos de Mursi en el poder judicial y en último término a imponer y evitar cualquier desafío legal a la Constitución", comentó Elijah Zarwan, miembro del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

Tras el día de furia en El Cairo, Alejandría, Port Said y Suez, aún podía sentirse el olor a gas lacrimógeno en la plaza, el corazón de la revuelta que el año pasado tumbó a Hosni Mubarak.

Jóvenes se enfrentaron esporádicamente con la policía cerca de la plaza, donde activistas acamparon por segundo día consecutivo el sábado y colocaron barricadas hechizas para mantener alejado el tránsito vehicular.

Al-Masry Al-Youm, uno de los periódicos más leídos de Egipto, calificó las protestas del viernes como "La Intifada del 23 de noviembre", usando la palabra en árabe para "levantamiento".

No obstante, el diario Libertad y Justicia, controlado por el partido político de los Hermanos Musulmanes, publicó que "El pueblo apoya las decisiones del presidente".

Los grupos islamistas ultraortodoxos salafíes que han buscado una aplicación más rígida de la ley islámica en la nueva Constitución han respaldado el decreto.

El Partido Nour, que es uno de ellos, manifestó su respaldo al decreto de Mursi. Al-Gama'a al-Islamiya, que protagonizó una lucha armada contra el Estado en la década de 1990, dijo que el decreto salvaría a la revolución de lo que describió como remanentes del régimen de Mubarak.

El decreto de Mursi ha sito criticado por países occidentales que esta semana lo llenaron de elogios por su rol en la mediación de un fin a ocho días de guerra entre Israel y los palestinos.

"Las decisiones y declaraciones anunciadas el 22 de noviembre plantean preocupaciones para muchos egipcios y para la comunidad internacional", comentó la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland.

La Unión Europea llamó a Mursi a respetar al proceso democrático.

Reporte adicional de Omar Fahmy, Marwa Awad, Edmund Blair y Shaimaa Fayed y Reuters TV. Editado en Español por César Illiano/Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below