Samaras, satisfecho por acuerdo deuda; griegos escépticos

martes 27 de noviembre de 2012 18:03 GYT
 

Por Harry Papachristou y Karolina Tagaris

ATENAS (Reuters) - El primer ministro de Grecia, Antonis Samaras, acogió el martes el acuerdo entre prestamistas internacionales para ayudar a reducir la deuda de su país y prometió a la escéptica opinión pública un nuevo amanecer luego de meses de estar bajo la amenaza de la bancarrota.

Cansados por discusiones políticas y reiterados recortes de gastos, muchos griegos reaccionaron al acuerdo con desdén, mientras que el partido opositor Syriza lo calificó como "un compromiso a medias" que no resolverá los problemas del país.

"Ayer (lunes) terminó oficialmente un período muy gris, muy oscuro para Grecia y ha terminado para siempre", comentó Samaras en declaraciones emitidas por televisión. "Los griegos fuimos hechos para tiempos difíciles y cuando las cosas se ponen duras, saca lo mejor de nosotros", agregó.

Tras 12 horas de conversaciones, los ministros de Finanzas de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional acordaron reducir la deuda griega en 40.000 millones de euros (52.000 millones de dólares), abriendo el camino para un rescate de 43.700 millones de euros que será desembolsado ​​a inicios de 2013.

Sólo una décima parte de esa suma estará destinada a pagar intereses y el Gobierno planea gastar cerca de 7.000 millones de euros para pagar dinero adeudado a abastecedores, afirmó Samaras.

Los griegos, habituados a años de amargas discusiones sobre el destino del país y reiteradas rondas de recortes de gastos que han elevado el desempleo y perjudicado la calidad de vida, no estaban impresionados.

"¿Y qué?", preguntó Nikos Kamoudis, de 60 años, un reparador de calzado en el centro de Atenas, cuyo negocio ha sufrido por la recesión.

"Al final del día, si no tienes dinero en tu bolsillo para alimentar a tu familia y pagar tus cuentas, no importa qué decisiones tomen allá", agregó.   Continuación...