27 de noviembre de 2012 / 12:47 / en 5 años

Alemania respaldará acuerdo Grecia pero le preocupa recorte de deuda

Por Stephen Brown

<p>Foto de archivo de la canciller alemana Angela Merkel en una conferencia de prensa al final de una cumbre de l&iacute;deres de la Uni&oacute;n Europea en Bruselas. 23 noviembre, 2012. Los legisladores alemanes posiblemente aprobar&aacute;n de inmediato la liberaci&oacute;n de un nuevo tramo de ayuda para Grecia, pese a la sospecha de que las discusiones sobre una quita de la deuda del pa&iacute;s s&oacute;lo fueron postergadas hasta despu&eacute;s de las elecciones de Alemania en el 2013. REUTERS/Eric Vidal</p>

BERLIN (Reuters) - Los legisladores alemanes posiblemente aprobarán de inmediato la liberación de un nuevo tramo de ayuda para Grecia, pese a la sospecha de que las discusiones sobre una quita de la deuda del país sólo fueron postergadas hasta después de las elecciones de Alemania en el 2013.

La coalición de centro-derecha de la canciller Angela Merkel y el partido Social Demócrata (SPD) de oposición dijeron el martes que el acuerdo sobre Grecia alcanzado durante la madrugada del martes sería sometido a votación en la Cámara baja o Bundestag el jueves o el viernes.

Una fuente del parlamento alemán dijo que la votación se llevaría a cabo el viernes.

En tanto, el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble dijo que había pedido a los legisladores alemanes que realicen la votación sobre el acuerdo de ayuda a Grecia esta semana.

Dado que ambos bandos políticos expresaron su apoyo, la aprobación legislativa está garantizada, pero la pregunta radica en si la canciller puede apoyarse en su coalición o si necesitará los votos del SPD y de los Verdes.

Los legisladores opositores también están de acuerdo con ayudar a Grecia, pero buscarán tomar ventaja de cualquier oportunidad para poner en vergüenza a Merkel de cara a las elecciones de septiembre del 2013, cuando la canciller intentará ganar un tercer periodo.

El líder parlamentario del SPD, Frank-Walter Steinmeier, dijo que su partido no haría nada “que pudiera llevar a que Grecia se vea incapaz de pagar sus deudas a corto plazo o que la forzara a salir de la zona euro”.

Pero acusó al ministro Schaeuble de intentar tomarle el pelo a la opinión pública, que podría acceder a conceder el tramo de ayuda ya acordado pero no apoyaría fácilmente una segunda quita de la deuda griega.

“El señor Schaeuble fanfarronea ante su propio bloque con que el recorte de deuda ha sido evitado pero en verdad sólo lo han postergado hasta después de las elecciones del Bundestag”, declaró a la televisión alemana, agregando que los ministros de la zona euro han hecho “alusiones crípticas” sugiriendo que la quita sí se producirá.

DISCONFORMIDAD EN LA COALICION

Los prestamistas internacionales finalmente alcanzaron un acuerdo sobre una serie de medidas destinadas a reducir la deuda de Grecia en 40.000 millones de euros (52.000 millones de dólares), lo que disminuiría el déficit fiscal de Atenas al 124 por ciento del PIB para el 2020.

Los ministros también prometieron tomar nuevas medidas para dejar la deuda de Grecia “significativamente por debajo del 110 por ciento” del PIB en 2022, el reconocimiento más explícito hasta el momento de que se podrían necesitar algunos descuentos a los préstamos desde el 2016, el punto en el que se prevé que Grecia lograría un superávit primario fiscal.

El SPD no está en contra de un descuento de la deuda de Grecia pero Steinmeier dijo que Schaeuble debería ser honesto sobre la posibilidad. Al legislador también le preocupa que el Fondo Monetario Internacional (FMI) esté mostrándose sumamente cauteloso en torno a su apoyo al acuerdo sobre Atenas.

Grecia recibirá hasta 43.700 millones de euros en etapas siempre y cuando cumpla con las condiciones establecidas por Europa y el FMI, cuya porción sólo será liberada cuando se produzca la recompra de deuda griega.

Steinmeier consideró que este factor genera incertidumbre.

Los socios conservadores de Merkel y sus aliados los Demócratas Libres (FDP) incluyen a un pequeño grupo que frecuentemente se rebela contra los rescates de la zona euro en el Bundestag. Pese a que no son numerosos, podrían avergonzar a la canciller.

“(Merkel) técnicamente no necesita esa mayoría pero es una señal importante”, dijo un destacado legislador de los conservadores Demócrata Cristianos (CDU), el partido de la canciller. “Sin embargo, el número de díscolos ha crecido en los últimos seis meses”, agregó.

Reporte adicional de Andreas Rinke y Gareth Jones. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below