Colombia y FARC hacen receso en diálogo paz sin avances concretos

jueves 29 de noviembre de 2012 19:13 GYT
 

Por Enrique Andres Pretel

LA HABANA (Reuters) - El Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC concluyeron el jueves la primera ronda de conversaciones de paz en Cuba, sin que todavía hayan logrado algún acuerdo concreto en el cuarto intento oficial por poner fin a medio siglo de conflicto interno en la nación sudamericana.

El ex vicepresidente colombiano Humberto de la Calle, jefe de la delegación gubernamental, dijo que los primeros 10 días de negociaciones "han avanzado dentro de lo previsto" y planean reanudar el proceso en La Habana el 5 de diciembre.

"No trasladaremos las conversaciones de la mesa a los micrófonos. Más que discursos queremos resultados concretos y ese es nuestro norte: avanzar dentro del marco del acuerdo general y la discusión de la agenda pactada", dijo de la Calle en una breve intervención en la que no admitió preguntas.

"Cuando haya información relevante de las conversaciones la haremos pública de manera oportuna", agregó el político, quien mostró un tono moderado al reiterar que "esperan" alcanzar acuerdos que lleven a una paz "duradera y estable".

Por su parte, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) consideraron exitosa esta primera ronda de conversaciones en la que destacaron que pese a las posiciones históricamente enfrentadas, el ambiente ha sido bueno compartiendo incluso chistes y risas.

"(El receso es) tiempo para reflexionar, para construir nuevos elementos de convergencia (...) el logro de la paz es un deber impostergable, pues Colombia no aguanta más masacres", dijo Ricardo Téllez, alias Rodrigo Granda, líder del equipo de los rebeldes en conferencia de prensa.

Por el momento, los únicos pactos públicos alcanzados han sido la organización de un foro en diciembre sobre el tema agrario en Bogotá y la creación de una página web para facilitar la participación de la ciudadanía.

Durante este primer acercamiento, las FARC declararon un cese al fuego unilateral de dos meses y liberaron a los últimos rehenes de alto nivel que mantenían en su poder como gestos de buena voluntad, pese a que el presidente Juan Manuel Santos se ha negado en redondo a relajar la ofensiva militar en Colombia.   Continuación...