30 de noviembre de 2012 / 14:54 / hace 5 años

Irán dice se retiraría de Tratado No Proliferación si es atacada

Por Fredrik Dahl

VIENA (Reuters) - Cualquier ataque a las instalaciones nucleares de Irán conduciría al retiro de Teherán del Tratado de No Proliferación (TNP), un pacto que apunta a prevenir la propagación de armas atómicas, indicó el viernes un funcionario iraní de alto rango.

Ali Asghar Soltanieh, embajador de Irán ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA), también señaló que en ese caso el Gobierno iraní podría expulsar a los inspectores de la IAEA e instalar sus centrífugas de enriquecimiento de uranio en lugares "más seguros".

Sus comentarios alimentarían las preocupaciones entre muchos expertos occidentales de que los ataques militares contra Irán para evitar que desarrolle armas nucleares sean contraproducentes y sólo conduzcan a que su programa nuclear se lleve a cabo totalmente de manera subterránea.

Se ha especulado mucho con que Israel podría atacar Irán, al que acusa de buscar ampliar su capacidad para el desarrollo de armas atómicas. Irán niega el cargo y señala por su parte que el arsenal nuclear israelí supone una amenaza para la seguridad regional.

Si es atacado, "hay una posibilidad de que el Parlamento (iraní) fuerce al Gobierno a detener las inspecciones de la agencia (nuclear de la ONU) o incluso, en el peor de los escenarios, se retire del TNP", manifestó Soltanieh en un comunicado en inglés al comité de 35 naciones de la IAEA.

Consultado sobre los comentarios de Soltanieh, el embajador de Israel en la IAEA, Ehud Azoulay, dijo: "Creo que van a hacerlo de todas formas en el futuro cercano, por lo que no estoy sorprendido".

"Cuando generen su primera explosión nuclear tendrán que retirarse, me parece", dijo a periodistas Azoulay, quien agregó que piensa que Teherán está "siguiendo los pasos" de Corea del Norte.

En el 2003, Corea del Norte fue el primer país en retirarse del TNP, y ha negado acceso a la IAEA a sus instalaciones atómicas. En el 2006 y el 2009 realizó pruebas nucleares.

Irán, uno de los productores de petróleo más grandes del mundo, asegura que su programa nuclear tiene fines pacíficos, ligados a la generación de electricidad.

Al igual que los países nuclearmente armados India y Pakistán, Israel nunca firmó el TNP. Tampoco ha confirmado o negado tener armas nucleares, aunque analistas de seguridad creen que cuenta con cientos de armas atómicas.

El Estado judío ha dicho que firmaría el tratado y renunciaría a las armas nucleares sólo como parte de un acuerdo de paz más amplio con los estados árabes y si Irán garantiza la seguridad de Israel.

Bajo el TNP firmado por 189 naciones, que entró en vigencia en 1970, los estados sin armas nucleares se comprometen a no desarrollarlas.

"MAESTRO DEL ENRIQUECIMIENTO"

Israel y Estados Unidos consideran a Irán como el principal peligro mundial para la proliferación nuclear. Irán y los estados árabes señalan que las capacidad atómicas israelíes amenazan la paz y la seguridad regional.

Soltanieh dijo que las armas nucleares no tienen uso y sólo crean vulnerabilidad, y agregó que ninguna acción militar contra Irán detendría sus tareas de enriquecimiento de uranio.

El uranio refinado puede tener tanto fines civiles como militares, y una serie de resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha demandado desde el 2006 que Irán suspenda la actividad de enriquecimiento, algo que la República Islámica se ha negado a hacer reiteradamente.

"Irán es un maestro de la tecnología de enriquecimiento (...) Puede reemplazar fácilmente las instalaciones dañadas", dijo Soltanieh.

No obstante, el funcionario agregó en su extenso comunicado al comité que Teherán está "bien preparado para hallar una solución negociada y lograr un avance desde el actual punto muerto".

Un diplomático occidental criticó el comunicado de Soltanieh, diciendo que incluía "declaraciones absolutamente ridículas".

La diplomacia entre Irán y seis potencias mundiales -Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Alemania y Gran Bretaña- que busca llegar a una solución pacífica a la disputa de décadas ha estado estancada desde un encuentro en junio que finalizó sin éxito.

Ambas partes dicen ahora que quieren retomar pronto las negociaciones, luego de la reelección del presidente estadounidense, Barack Obama, y los diplomáticos esperan una nueva reunión en Estambul en diciembre o enero.

Irán ha enfrentado duras sanciones comerciales por parte de Occidente, que Estados Unidos y sus aliados esperan obliguen a Teherán a limitar su programa nuclear.

Con todo, Soltanieh se mostró desafiante: "Las sanciones de Occidente no han tenido ningún efecto sobre las actividades de enriquecimiento".

Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below