Tenedores deuda no reestructurada buscan depósito de Argentina en diciembre

sábado 1 de diciembre de 2012 17:42 GYT
 

(Reuters) - Los inversores que demandaron a Argentina para recuperar las pérdidas derivadas de una cesación de pagos de deuda en el 2002 pidieron a una corte de Estados Unidos que ordene al país depositar al menos 250 millones de dólares antes del 10 de diciembre, mientras se define una apelación a una orden de un tribunal menor.

En una moción de emergencia presentada en la noche del viernes, los inversores que no reestructuraron su deuda instaron a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito a modificar su fallo del miércoles, que detuvo una orden para que Argentina deposite 1.330 millones de dólares en una cuenta en custodia antes del 15 de diciembre.

Ellos dicen que esto sólo da más tiempo a Argentina para tramar una forma de evadir los fallos de la corte. Funcionarios argentinos no estuvieron disponibles inmediatamente para realizar comentarios.

Los tenedores de deuda no reestructurada buscan que se les pague el total de sus bonos soberanos argentinos incumplidos, luego de que rechazaron los canjes de deuda en 2005 y 2010 que cerca de un 93 por ciento de los demás inversores aceptaron.

Argentina llama a los litigantes como "fondos buitre" y ha prometido que nunca les pagará.

La más reciente batalla se centra en un fallo que determinó que Argentina violó una provisión de los bonos, que exige un trato igualitario a todos los inversores, cuando pagó a quienes accedieron a reestructurar su deuda sin pagar a quienes rechazaron los canjes. Dos cortes de Estados Unidos han dicho que debería pagárseles a todos simultáneamente.

El 21 de noviembre, el juez estadounidense Thomas Griesa ordenó a Argentina depositar 1.330 millones de dólares en una cuenta en custodia para los inversores de deuda no reestructurada, que incluyen a los fondos NML Capital Ltd y Aurelius Capital Management, antes del 15 de diciembre.

Es el mismo día en que Argentina tiene que pagar cerca de 3.000 millones de dólares para los cupones atados al crecimiento de su economía, emitidos durante los canjes de deuda.

Eso provocó temores de una nueva cesación de pagos, debido a que si Argentina se hubiese negado a pagar a quienes no accedieron a reestructurar su deuda, como se esperaba, las cortes de Estados Unidos podrían haber interrumpido los pagos a los inversores que sí aceptaron canjear sus bonos.   Continuación...