2 de diciembre de 2012 / 17:03 / hace 5 años

Netanyahu ignora condena mundial a plan de asentamientos de Israel

5 MIN. DE LECTURA

Por Maayan Lubell

JERUSALEN (Reuters) - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ignoró el domingo la condena mundial a los planes de su país por expandir los asentamientos hebreos después de que los palestinos consiguieron un reconocimiento implícito a su Estado en Naciones Unidas.

"Nosotros seguiremos construyendo en Jerusalén y en todos los lugares que están en el mapa de los intereses estratégicos de Israel", dijo un desafiante Netanyahu en una reunión semanal de gabinete.

En otro golpe a la Autoridad Palestina en Cisjordania, Israel también anunció que retendría los ingresos por impuestos de los palestinos este mes, cercanos a 100 millones de dólares, debido a los 200 millones de dólares que lo organización debe a la Corporación Eléctrica Israelí.

Yasser Abed Rabbo, un funcionario palestino de alto rango, dijo que los fondos confiscados a la Autoridad Palestina son vitales para cubrir el pago de sueldos y que la medida era "piratería y robo".

Israel dijo el viernes que construiría 3.000 casas de colonos adicionales en Cisjordania y Jerusalén Este, zonas que los palestinos quieren para un futuro Estado, junto a Gaza, luego de que la Asamblea General de la ONU cambió el jueves el estatus de los palestinos de "entidad observadora" a "Estado no miembro".

Un funcionario israelí dijo que el Gobierno también ordenó "trabajos preliminares de zonificación y planificación" para miles de unidades de casas en áreas que incluyen la llamada zona "E1" cerca de Jerusalén.

Tales construcciones podrían dividir Cisjordania en dos y disminuir aún más las esperanzas palestinas, apoyadas por Estados Unidos y otros patrocinadores internacionales del proceso de paz en Oriente Medio, por tener un país contiguo.

Pero funcionarios israelíes dijeron que podrían necesitarse hasta dos años antes de que comience cualquier construcción en E1.

En la reunión de gabinete, Netanyahu dijo que "las medidas unilaterales tomadas por los palestinos en Naciones Unidas son una grave violación de los acuerdos previos firmados con Israel". El Gobierno de Israel, agregó Netanyahu, "rechaza la votación de la Asamblea General".

El cambio de estatus, aprobado por una abrumadora mayoría, no equivale a una membresía plena en Naciones Unidas, que sólo puede ser otorgada por el Consejo de Seguridad. Pero tiene implicaciones legales significativas, porque podría permitir a los palestinos acceder a la Corte Penal Internacional, donde podrían presentar demandas contra Israel.

Los planes de asentamientos de Israel, vistos por la mayoría como una venganza por la tentativa palestina en la ONU, han motivado una fuerte condena internacional de Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Europea.

"El reconocimiento de Palestina como un Estado cambia muchos de los hechos, y apunta a establecer otros nuevos", dijo el presidente palestino, Mahmoud Abbas, a una multitud en la ciudad cisjordana de Ramallah a su regreso desde Estados Unidos.

"Pero debemos reconocer que nuestra victoria provocó a los poderes de la ocupación, la guerra y la ocupación", agregó.

Netanyahu lidera un gobierno favorable a los colonos y los sondeos de opinión prevén que su partido ganará la próxima elección parlamentaria de Israel el 22 de enero, a pesar de las acusaciones de sus rivales de que sus políticas han profundizado el aislamiento diplomático de Israel.

"Toda la construcción de asentamientos es ilegal bajo la ley internacional y constituye un obstáculo para la paz", dijo la jefa de la política exterior de la Unión Europea Catherine Ashton en un comunicado el domingo.

Estados Unidos dijo que el plan era contraproducente para cualquier reanudación de las negociaciones de paz directas, estancadas hace dos años debido a una disputa sobre la expansión de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este, ambos territorios capturados por Israel en una guerra de 1967.

Netanyahu dice que Israel, como Estado hebreo, tiene un reclamo histórico sobre las tierras en Cisjordania y todo Jerusalén. Los palestinos quieren que la capital de su futuro Estado sea Jerusalén Este. Israel considera a la ciudad sagrada como su capital, un reclamo que no es reconocido por la comunidad internacional.

Reporte adicional de Jihan Abdalla y Ali Sawafta en Ramallah; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below