RESUMEN- Esfuerzos para resolver "abismo fiscal" EEUU se descarrilan

viernes 21 de diciembre de 2012 17:06 GYT
 

Por David Lawder y Mark Felsenthal

WASHINGTON (Reuters) - Los esfuerzos por evitar el inminente "abismo fiscal" se descarrilaron el viernes, cuando los legisladores abandonaron Washington por las fiestas de Navidad, pese a que se acerca el plazo límite de fin de año para tomar acciones que eviten alzas tributarias y recortes automáticos de gastos gubernamentales.

No se programaron nuevas negociaciones entre los republicanos, los demócratas del Congreso y la Casa Blanca para alcanzar un acuerdo que impida un descalabro fiscal en 10 días.

"Cómo logremos eso, sólo Dios lo sabe", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el principal republicano en el Congreso, al ser consultado sobre una posible solución integral al "abismo fiscal".

El propio "Plan B" de Boehner colapsó el jueves por la noche cuando no logró conseguir el apoyo de sus correligionarios republicanos en la Cámara de Representantes.

Si no hay acuerdo, subirán los impuestos para todos los contribuyentes y comenzarán a aplicarse cientos de miles de millones de dólares en recortes de gastos gubernamentales en forma automática el próximo mes, lo que podría sumir a la economía estadounidense en una recesión.

En el ojo de la tormenta estaba Boehner, quien accedió en forma renuente a una exigencia del presidente Barack Obama de subir los impuestos a los estadounidenses más ricos, sólo para descubrir que no podía contar con el apoyo de los conservadores que se oponen a los impuestos dentro de su propio partido.

Luego de prolongadas negociaciones, Boehner había conseguido un compromiso de Obama de elevar los impuestos sobre los estadounidenses que ganaran más de 400.000 dólares al año en vez de sobre aquellos que obtuvieran más de 250.000 millones de dólares anuales, como quería el presidente.

Pero como se estancaron las negociaciones sobre el nivel de recortes de gastos que sería aceptado por Obama, Boehner trató de defender un plan secundario para elevar los impuestos sólo a aquellos que ganaran más de un millón de dólares al año, que conforman sólo un 0,18 por ciento de los estadounidenses.   Continuación...

 
El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, durante una conferencia en el Capitolio en Washington, dic 20 2012. La tarea de levantar los pedazos de las conversaciones del denominado "abismo fiscal", y tranquilizar a los mercados globales que tambaleaban temprano el viernes, probablemente recaería sobre el presidente Barack Obama tras reprender al jefe negociador republicano, John Boehner. REUTERS/Yuri Gripas