21 de diciembre de 2012 / 15:12 / hace 5 años

RESUMEN 1-"Abismo fiscal" afecta a economía EEUU menos de lo previsto

5 MIN. DE LECTURA

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - La economía estadounidense mostró sorpresivas señales de resistencia en noviembre ante la inminencia del llamado "abismo fiscal", cuando el gasto del consumidor subió al mayor ritmo en tres años y un indicador de inversiones empresariales saltó.

El gasto del consumidor estadounidense ajustado por inflación subió un 0,6 por ciento, mientras que los nuevos pedidos a fábricas de bienes de capital no pertenecientes a los sectores de defensa ni aeroespacial -un indicador de los planes de gastos empresariales- avanzó un 2,7 por ciento, dijo el viernes el Departamento de Comercio.

Los economistas habían atribuido la debilidad previa en planes de inversiones a preocupaciones de que los legisladores y la Casa Blanca no logren llegar a un acuerdo para evitar fuertes alzas impositivas y recortes de gastos del Gobierno que entrarán en efecto automáticamente en enero.

También les preocupaba que los consumidores se contuvieran en la medida en que se aproxima el plazo final de fin de año. Sin embargo, los datos del viernes sugieren que tanto los consumidores como las empresas desestimaron en su mayor parte el abismo, al menos en noviembre.

"Parece que el inminente abismo fiscal no ha sido ni cercanamente tan perjudicial como se temía", comentó Paul Ashworth, economista de Capital Economics en Toronto.

Sin embargo, otro informe dio amplias razones para la cautela, pues la confianza del consumidor estadounidense cayó fuerte en diciembre, con los hogares aparentemente agitados por las negociaciones en curso para reducir el ajuste fiscal programado, que fácilmente podría provocar una recesión el próximo año.

La lectura final del índice de Thomson Reuters y la Universidad de Michigan sobre la confianza del consumidor estadounidense cayó a 72,9 en diciembre desde 82,7 en noviembre, menos al 74,7 esperado por los analistas.

Wall Street abrió fuertemente a la baja después de que una propuesta republicana para evitar el "abismo fiscal" fue abandonada el jueves por la tarde, lo que erosionó el optimismo de que se pueda llegar pronto a un acuerdo.

Al mismo tiempo, los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron y el dólar se fortaleció en la medida en que los inversores buscaban activos considerados como refugio seguro.

Pedidos De Bienes Duraderos

Los economistas prevén que el crecimiento económico se desacelerará en el cuarto trimestre en la medida en que las empresas frenan el ritmo en que renuevan sus inventarios, pero el dato sobre gastos sugiere que los consumidores están compensando parte de ese arrastre.

"La economía está aguantando a fin de año pese a las preocupaciones sobre el abismo fiscal", dijo Gary Thayer, estratega económico en Wells Fargo Advisors en St. Louis.

El gasto del consumidor estadounidense creció a una tasa anual del 1,6 por ciento en el tercer trimestre. El gasto real declinó en octubre, pero el avance de noviembre fue el mayor desde agosto del 2009.

El informe sobre nuevos pedidos de bienes duraderos de fábricas también dio pie a algo de optimismo respecto al crecimiento económico en el cuarto trimestre.

Los envíos de pedidos de bienes de capital no pertenecientes al sector de defensa excluyendo las aeronaves -usados para calcular el gasto en equipamiento y software en el informe sobre el Producto Interno Bruto (PIB)- avanzaron un 1,8 por ciento en noviembre, tras avanzar un 0,6 por ciento en octubre.

Muchos economistas creen que las empresas, cautelosas ante el "abismo fiscal", podrían estar recortando el gasto de capital.

Sin embargo, los pedidos totales de bienes duraderos subieron un 0,7 por ciento en noviembre, con aumentos en maquinarias, productos fabricados de metal y productos electrónicos y de computación compensando un arrastre del sector de aeronaves.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que los pedidos de bienes duraderos -ítems desde tostadoras hasta aviones que se supone que deben durar al menos tres años- subirían un 0,2 por ciento el mes pasado.

Excluyendo transportes, los pedidos se elevaron un 1,6 por ciento en noviembre. Las órdenes de transportes bajaron un 1,1 por ciento.

Previamente, el fabricante estadounidense de aeronaves Boeing informó que los nuevos pedidos de aviones cayeron en noviembre a 124 desde 152 el mes anterior.

Los nuevos pedidos de automóviles saltaron un 3,5 por ciento. Las ventas de autos en Estados Unidos subieron en noviembre a un máximo nivel en cinco años para ese mes debido a un rebote tras el paso de la tormenta Sandy en octubre y la necesidad de reemplazar a vehículos viejos.

Reporte adicional de Ellen Freilich en Nueva York. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below