Abismo fiscal asusta a compradores EEUU en última parte de ventas navideñas

sábado 22 de diciembre de 2012 13:54 GYT
 

Por Dhanya Skariachan y Phil Wahba

NUEVA YORK/WESTBURY (Reuters) - Los temores sobre las inminentes alzas de impuestos y recortes al gasto del Gobierno están teniendo un impacto negativo en los consumidores estadounidenses y podrían privar a los minoristas de un sólido final de la temporada de ventas por las fiesta de fin de año del 2012.

El agrio debate en Washington sobre cómo evitar el llamado "abismo fiscal" ha lanzado una sobre la confianza de los consumidores en el último sábado antes de Navidad, típicamente uno de los días con más ventas en el año.

Las negociaciones para evitar el abismo fiscal se estancaron el jueves, cuando los legisladores republicanos rechazaron una propuesta del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, que buscaba lograr concesiones del mandatario Barack Obama.

"No creo que vayamos a tener un gran repunte en los últimos días aquí", dijo Ron Friedman, líder de prácticas minoristas en la firma de consultores Marcum LLP, explicando cómo la incertidumbre relacionada al "abismo" está pesando en las mentes estadounidenses.

Cerca de un 17 por ciento de los 1.514 estadounidenses que participaron en un sondeo Reuters/Ipsos realizado entre el 17 y el 20 de diciembre dijeron que el inminente "abismo fiscal" los estaba haciendo gastar menos esta temporada.

"Nosotros sólo intentamos mantenernos dentro de un presupuesto. No nos vamos a volver locos", dijo Tom Chowinski, un investigador de mercado en Nielsen, quien comparaba junto a su esposa para sus cuatro hijos adultos el sábado en la mañana en una tienda Wal-Mart en Westbury, Nueva York.

Chowinski no entendía totalmente los detalles del inminente abismo fiscal, pero dijo que ver el impacto del debate en el mercado de valores lo hizo pensar. Sin embargo, él está gastando lo mismo que el año pasado.

Algunos clientes, como Carmen De Jesús, de 45 años, una enfermera privada que vive en Nueva York, eran más cautelosos.   Continuación...