Enviado a Siria busca mediación mientras recrudecen los enfrentamientos

martes 25 de diciembre de 2012 12:16 GYT
 

Por Erika Solomon

BEIRUT (Reuters) - El enviado internacional Lakhdar Brahimi impulsó el martes nuevos esfuerzos de mediación en Damasco pero no había pausa en el derramamiento de sangre en un día en el que los cristianos sirios conmemoraban la Navidad con tristeza y oraciones por la paz.

"Estamos aquí en una cueva que simboliza a Siria ahora", dijo un cura que estaba de pie junto a un pesebre navideño en una gruta.

"Hace frío pero está abierta la puerta para todos los refugiados", dijo a la televisión estatal siria. "En medio del hambre, el frío y las privaciones, todavía tenemos esperanzas de paz y amor en nuestro país", agregó.

Más de 44.000 sirios han muerto desde que estalló hace 21 meses una revuelta contra el presidente Bashar al-Assad, dando inicio a un conflicto sectario que enfrenta a la mayoría musulmana sunita contra la minoría alauita de Assad.

Los cristianos, una parte de la población que en general es reticente a involucrarse en lo que consideran una insurrección con tintes islámicos, se sienten amenazados.

El obispo John Kawak, hablando en la televisión estatal, dijo que el festivo de Navidad era "un símbolo del renacimiento de la nación". El religioso condenó el "terrorismo", que es la palabra elegida por el gobierno para la rebelión.

En tanto, Brahimi se encontró con algunos disidentes que son tolerados por Assad pero rechazados por las principales fuerzas de oposición y por los rebeldes que luchan para derrocarlo, un día después de conversar con el presidente sirio.

No hubo noticias de avances en la iniciativa del enviado de la ONU y la Liga Arabe para poner fin a una violencia que se intensificó en meses recientes mientras Assad usa el poder aéreo y la artillería contra los rebeldes.   Continuación...

 
El enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Arabe para Siria, Lakhdar Brahimi, durante una conferencia de prensa tras reunirse con el presidente Bashar al-Assad en Damasco, dic 24, 2012. El enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Arabe para Siria, Lakhdar Brahimi, se reunió el lunes con el presidente Bashar al-Assad en Damasco para discutir una solución a un conflicto que ya lleva 21 meses y que ha exacerbado la violencia a lo largo del país. REUTERS/Khaled al-Hariri