25 de diciembre de 2012 / 14:52 / en 5 años

Yen opera a la defensiva por temores fiscales EEUU, Nikkei sube

Por Chikako Mogi

TOKIO (Reuters) - La incertidumbre sobre la capacidad de los legisladores estadounidenses para alcanzar un acuerdo antes del plazo de fin de año y evitar un severo ajuste fiscal debilitó el martes al yen, favoreciendo a las acciones japonesas.

De todos modos, el mercado financiero japonés operaba con poco volumen debido a que muchos de sus participantes estaban ausentes por los festivos navideños.

El dólar subió hasta 84,965 yenes en los primeros negocios de Asia cuando los mercados japoneses se acercaron a los inversores globales que habían reaccionado unas horas antes a los comentarios que hizo el fin de semana el futuro primer ministro Shinzo Abe, quien elevó la presión sobre el Banco de Japón.

El martes, durante un encuentro con representantes del principal grupo de cabildeo empresarial japonés, Keidanren, Abe reiteró los pedidos para que el organismo monetario impulse un audaz alivio monetario para vencer a la deflación, por medio de la fijación de una meta inflacionaria de 2 por ciento.

El yen ha estado presionado en semanas recientes como resultado de las expectativas de que el BJ se verá impulsado a adoptar medidas de estímulo monetario más drásticas el próximo año.

Los analistas anticipaban que el dólar seguiría firme esta semana en la medida que los inversores repatrien dólares, y aparte es probable que el estancamiento fiscal estadounidense siga limitando el apetito de los inversores por activos de riesgo y eleve el atractivo por el dólar como refugio seguro.

Los legisladores estadounidenses y el presidente Barack Obama estaban celebrando la Navidad y difícilmente las negociaciones fiscales se reanuden hasta más adelante en la semana.

El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense John Boehner no logró conseguir respaldo para un plan impositivo al final de la semana pasada, generando temores de que Estados Unidos podría enfrentar el “abismo fiscal” de un ajuste de 600.000 millones de dólares en recortes de gastos y alzas impositivas a partir del 1 de enero.

El promedio bursátil Nikkei de Japón reanudó las operaciones tras un fin de semana largo de tres días y cerró con un avance de 1,41 por ciento.

Con esa subida, el Nikkei retomó la marca clave de 10.000 puntos que había perdido el viernes, cuando el fracaso de Boehner desató una ola de ventas generalizada. En la medida que el yen siga débil, el Nikkei continuaría con un buen respaldo.

“El optimismo sobre la debilidad del yen levanta las esperanzas de que las ganancias de los exportadores serán mejores de lo previsto”, dijo Hiroichi Nishi, gerente general de SMBC Nikko Securities.

Las acciones asiáticas en general, resumidas en el índice MSCI de las bolsas de Asia-Pacífico sin contar a Japón, ganaron un 0,15 por ciento alentadas por una mejora de las acciones de Shanghái, pues la mayoría de las bolsas asiáticas estaban cerradas por la Navidad.

El Indice Compuesto de Shanghái escaló un 2,5 por ciento a máximos de cinco meses por compras de acciones del sector de bienes raíces ante el creciente optimismo acerca de esa industria.

reporte adicional de Ayai Tomisawa en Tokio

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below