28 de diciembre de 2012 / 0:04 / en 5 años

Legisladores EEUU impulsan esfuerzo última hora por abismo fiscal

WASHINGTON (Reuters) - Los legisladores se dieron el jueves la última oportunidad de evitar que Estados Unidos caiga en el llamado “abismo fiscal”, al establecer una sesión en el Congreso justo un día antes de que la mayoría de los estadounidenses sufra una subida de los impuestos.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes dijeron a sus miembros que vuelvan a Washington de sus vacaciones de Navidad el domingo por la noche, en caso de que necesiten votar medidas referidas al presupuesto.

Eso deja la puerta abierta a una solución de última hora para evitar grandes alzas de impuestos que comenzarían a regir el 1 de enero junto a profundos y automáticos recortes de gasto público que en conjunto totalizan 600.000 millones de dólares, lo que podría llevar a Estados Unidos a una recesión.

Pero los dos partidos políticos siguen con posturas diferentes, particularmente en lo que respecta a planes para incrementar los impuestos a los estadounidenses más ricos para ayudar a cerrar el déficit presupuestario del país.

“Con suerte, aún hay tiempo para un acuerdo de algún tipo que salve a los contribuyentes de una crisis económica totalmente, totalmente evitable”, dijo Mitch McConnell, el líder de la bancada republicana en un Senado controlado por los demócratas.

McConnell señaló que estaba dispuesto a analizar cualquier plan del presidente Barack Obama para evitar el abismo, y un asesor del Senado adelantó que los líderes del Congreso podrían sostener conversaciones con el jefe de la Casa Blanca el viernes.

Por su parte, el líder demócrata del Senado, Harry Reid, acusó al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano, John Boehner, de llevar adelante una “dictadura” al negarse a tratar en el recinto leyes que no le gustan.

“Está siendo operado por una dictadura del presidente, no permitiendo que una vasta mayoría de la Cámara de Representantes tengan lo que desean”, dijo Reid al Senado.

El senador demócrata pidió a los republicanos -que controlan la Cámara de Representantes- que eviten lo peor del “abismo fiscal” respaldando un proyecto de ley del Senado que extiende los beneficios tributarios para la mayoría de las familias estadounidenses, salvo para aquellas que ganan más de 250.000 dólares al año.

Wall Street recortó fuertemente sus pérdidas tras las noticias de que la Cámara solicitaba la vuelta de sus miembros, y los inversores parecieron aferrarse a la ilusión de un acuerdo de último minuto.

Obama volvió a la Casa Blanca antes de lo previsto, después de unas breves vacaciones en Hawái, para intentar reanudar las estancadas negociaciones con el Congreso.

Es probable que la principal resistencia la encuentre de parte de los republicanos en la Cámara, donde un grupo de varias docenas de conservadores en materia fiscal se oponen a cualquier aumento de impuestos.

La Cámara de Representantes y el Senado aprobaron proyectos de ley hace meses que reflejan sus posiciones profundamente divergentes sobre las bajas tasas tributarias que expiran en enero y que entraron en vigor durante el mandato del ex presidente republicano George W. Bush.

Los demócratas quieren permitir que las rebajas de impuestos expiren para los estadounidenses más ricos. Los republicanos quieren extenderlas para todos.

En otra señal de que los estadounidenses se encuentran cada vez más preocupados ante el estancamiento de las negociaciones, la confianza del consumidor cayó a un mínimo de cuatro meses en diciembre, según mostró un reporte divulgado el jueves, debido a que la crisis borró lo que había sido una creciente sensación de optimismo por la economía.

En tanto, los estadounidenses culpan a los republicanos en el Congreso más que a los representantes demócratas o el propio Obama por la crisis del “abismo fiscal”, mostró un sondeo de Reuters/IPsos.

Al preguntar quién creían que era más responsable por el alza de impuestos y recortes de gastos que entrarán en rigor con el nuevo año, un 27 por ciento de los encuestados culpó a los republicanos en el Congreso, un 16 por ciento culpó a Obama, y un 6 por ciento nombró a los legisladores demócratas.

El porcentaje mayor, un 31 por ciento, dijo que “todos los anteriores” son los responsables.

Reporte adicional de Richard Cowan; Escrito por Alistair Bell; editado en Español por Ricardo Figueroa/Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below