China mantendrá política monetaria prudente en 2013: B.Central

lunes 31 de diciembre de 2012 10:01 GYT
 

PEKIN (Reuters) - China seguirá con una política monetaria prudente el próximo año y mantendrá estables los precios al consumidor, dijo el gobernador del banco central del país, en otra señal de que Pekín no cambiará de rumbo cuando asuma el nuevo Gobierno en el 2013.

Reiterando la largamente declarada promesa de que China reducirá el nivel de planificación central en su economía y hará más espacio a las fuerzas del mercado, el jefe del banco central, Zhou Xiaochuan, también dijo que China profundizará las reformas en el sector financiero en el 2013.

"En el 2013 vamos a seguir aplicando una política monetaria prudente y haremos políticas más preventivas, específicas y flexibles", dijo Zhou en un breve discurso de Año Nuevo.

"Vamos a mantener los niveles generales de precios básicamente estables y promoveremos el crecimiento sano y sostenible de la economía (...) También vamos a seguir profundizando las reformas financieras y la apertura de los mercados financieros", agregó.

Las declaraciones de Zhou se producen tras unos comentarios similares hechos por el presidente saliente Hu Jintao, quien prometió que las reformas chinas a su modelo de crecimiento económico podrían ser un tema crucial el próximo año.

Hu dijo en un discurso de Año Nuevo, transmitido a nivel nacional de forma separada a las declaraciones de Zhou, que la economía china crecerá a un ritmo más equilibrado y sostenible en el 2013, pese a que el país es consciente del desafío que implica un crecimiento lento de la economía mundial.

"La transformación del modelo de crecimiento económico será un tema principal", dijo Hu, sin dar más detalles. "La tendencia de débil crecimiento económico mundial va a continuar", agregó.

Los líderes chinos han prometido en repetidas ocasiones que alentarán el consumo interno y reducirán la fuerte dependencia del país a las exportaciones para lograr un mayor crecimiento, una tarea que se ha hecho más urgente debido a las expectativas de una débil demanda en los países desarrollados.

La mayoría de los analistas y académicos están de acuerdo en que China necesita transformar su modelo de crecimiento que permita que el consumo, y no las exportaciones y la inversión, impulsen la actividad.   Continuación...