Aumento empleo privado en EEUU da esperanzas a mercado laboral

jueves 3 de enero de 2013 13:47 GYT
 

Por Lucia Mutikani

NUEVA YORK (Reuters) - Los empleadores del sector privado estadounidense crearon más puestos de trabajo que lo esperado el mes pasado pese a los temores que despertaba la inminencia del "abismo fiscal", lo que ayudó al mercado laboral a cerrar el 2012 con un tono positivo.

Mientras que otros datos dados a conocer el jueves mostraron un incremento en el número de estadounidenses que presentaron solicitudes de seguro de desempleo, la tendencia se mantuvo consistente con el crecimiento sostenido de puestos de trabajo.

"La economía subyacente tiene ímpetu y los datos de empleo lo confirman", dijo John Brady, director gerente de R.J. O'Brien & Associates en Chicago. "La esperanza del mercado es que nuestros líderes políticos no lo arruinen", agregó.

Pese a que el Congreso aprobó esta semana un acuerdo para evitar el llamado "abismo fiscal" -una combinación de fuertes recortes de gastos y alza de impuestos por unos 600.000 millones de dólares- los problemas presupuestarios del país están lejos de haberse resuelto.

El reporte del empleo nacional de la firma ADP mostró que el sector privado incorporó 215.000 personas en diciembre, una cifra muy por encima de las previsiones.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que mostraría un incremento de 133.000 empleos.

Además, las nóminas privadas de noviembre fueron rectificadas al alza para reflejar un ascenso de 148.000 en lugar de las 118.000 informadas anteriormente.

El reporte es elaborado conjuntamente con la firma Moody's Analytics.   Continuación...

 
Foto de archivo de un grupo de postulantes a empleos en una feria laboral en Nationals Park, EEUU, dic 5 2012. Los empleadores del sector privado estadounidense incorporaron más puestos de lo esperado el mes pasado pese a los temores sobre el "abismo fiscal", lo que ayudó al mercado laboral a cerrar el 2012 con un tono positivo, según un reporte que divulgó el jueves una firma procesadora de nóminas. REUTERS/Gary Cameron