Sorpresiva caída de sector servicios de Gran Bretaña activa alerta de recesión

viernes 4 de enero de 2013 09:23 GYT
 

LONDRES (Reuters) - El sector servicios de Gran Bretaña se contrajo en diciembre por primera vez en dos años, mostró un sondeo del viernes, sugiriendo que la economía en general recayó a fines del 2012 y podría dirigirse a su tercera recesión desde la crisis financiera global.

El índice de gerentes de compras de los servicios elaborado por Markit/CIPS, un indicador conocido como PMI por sus siglas en inglés, bajó a 48,9 en diciembre -la menor lectura desde abril del 2009- desde el 50,2 en noviembre.

Los analistas habían pronosticado una leve mejora. Las mediciones inferiores a 50 indican contracción de la actividad.

Markit dijo que los datos del PMI apuntaban a un retroceso trimestral de 0,2 por ciento en la producción económica británica en los tres últimos meses del 2012, lo que plantea el riesgo de una nueva caída en los tres primeros meses del año en curso, colocando a Gran Bretaña en su tercera recesión en cuatro años.

La economía británica ha tenido dificultades para recuperarse de la crisis financiera de 2008-2009, en la que se contrajo el 6,3 por ciento, y la producción aun sigue un 3 por ciento debajo de su techo del 2008, una situación mucho más floja que en la mayoría de las otras economías grandes.

El país enfrenta fuerzas en contra derivadas de la débil demanda en la zona euro, su principal socio comercial, además de la iniciativa de austeridad del gobierno británico y un sector financiero mucho menos dispuesto a prestar que antes de la crisis.

Los economistas encuestados por Reuters a inicios de diciembre habían previsto que la economía británica crecería un 1,1 por ciento en el 2013 tras contraerse un 0,1 por ciento en el 2012.

Muchos británicos culpan al ministro de hacienda George Osborne y su agresivo programa de recortes de gastos y alzas impositivas por el lento crecimiento desde los comicios del 2010, cuando llegó al poder una coalición de conservadores y demócratas liberales.

El dato del viernes también genera interrogantes sobre si el Banco de Inglaterra reiniciará su programa de compras de bonos, que había suspendido en noviembre, aunque muchos economistas creen que una inflación superior a las metas disuadirá a los responsables.

(Reporte adicional de Estelle Shirbon y Dasha Afanasieva)