Presidente Correa y opositores arrancan campaña en Ecuador

viernes 4 de enero de 2013 17:51 GYT
 

Por Alexandra Valencia

QUITO (Reuters) - El presidente ecuatoriano Rafael Correa y otros siete candidatos se lanzaron el viernes a las calles para medir fuerzas en el inicio formal de la campaña para las elecciones de febrero, para las que el mandatario es favorito.

El popular gobernante socialista llegó antes del amanecer a un sector de escasos recursos al sur de Quito, donde fue recibido con banderas, globos y música por cientos de seguidores.

Vestido de azul y verde, colores insignias de su movimiento político, dio un efusivo discurso para luego iniciar un recorrido de unos 230 kilómetros vía terrestre que esperaba concretar en horas de la noche en la ciudad costera de Portoviejo.

"El pasado nunca más, esta revolución debe ser irreversible", dijo Correa ante sus eufóricos seguidores, muchos de los cuales apostaban abiertamente a que obtendría la reelección "en una sola vuelta".

"Reiteramos nuestro compromiso, todo por ustedes, por los más necesitados", agregó el mandatario, quien recibió esta semana el permiso de la Asamblea Nacional para apartarse de sus funciones por un mes a partir del 15 de enero para dedicarse a la campaña electoral.

Por su parte, los otros siete candidatos opositores realizaron concentraciones y caminatas en varias ciudades mostrando sus planes contrarias al "socialismo del siglo XXI" que impulsa Correa.

Aunque el viernes arrancó oficialmente la campaña, los postulantes ya habían comenzado hace meses a promocionar sus candidaturas.

Correa, por ejemplo, ha recorrido pueblos pobres del país inaugurando decenas de obras en maratónicas jornadas.   Continuación...

 
Imagen de archivo del presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante una conferencia de prensa en el palacio de Gobierno en Quito, dic 12 2012. El presidente Rafael Correa y otros siete candidatos se lanzaron el viernes a las calles de Ecuador para medir fuerzas y captar el apoyo popular en el inicio formal de la campaña para las elecciones de febrero, para las que el mandatario se perfila como favorito. REUTERS/Guillermo Granja