Iglesia de Inglaterra pone fin a prohibición a obispos homosexuales

viernes 4 de enero de 2013 18:13 GYT
 

Por Tim Castle

LONDRES (Reuters) - La Iglesia de Inglaterra levantó una prohibición sobre clérigos homosexuales en pareja que evitaba su nombramiento como obispos, bajo la condición de que prometan permanecer célibes, una decisión que amenaza con reavivar un tema que divide a la comunidad anglicana, con 80 millones de fieles en el mundo.

El tema de la homosexualidad ha provocado una división entre los anglicanos occidentales y africanos desde que una diócesis canadiense aprobó la bendición de parejas del mismo sexo en el 2002 y los anglicanos estadounidenses en la Iglesia Episcopal nombraron a un hombre homosexual como obispo en el 2003.

La Iglesia de Inglaterra, con problemas para continuar siendo relevante actualmente pese al cada vez menor número de fieles, está ya bajo presión tras votar en noviembre para mantener una prohibición sobre el nombramiento de mujeres como obispos.

La Iglesia dijo que la Cámara de Obispos, uno de sus órganos más importantes, había puesto fin a la moratoria de 18 meses sobre el nombramiento como obispos de homosexuales en uniones civiles reconocidas.

La decisión se tomó a finales de diciembre pero recibió poca atención hasta que la iglesia la confirmó el viernes.

Hombres homosexuales en uniones civiles podrán ser elegibles para el episcopado -la posición de obispo- si prometen mantenerse célibes, como es el caso de los diáconos y sacerdotes gay.

"La Cámara confirmó que el clérigo en uniones civiles y viviendo en concordancia con las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad humana, puede ser considerado como candidato para el episcopado", dijo el obispo de Norwich Graham James.

"La Cámara cree que sería injusto excluir de ser considerado para el episcopado a quien busque vivir por completo en conformidad con la enseñanza de la Iglesia sobre la ética sexual u otras áreas de la vida personal y la disciplina", añadió en un comunicado divulgado en nombre de la Cámara de Obispos.

La iglesia predica que las parejas pueden mantener relaciones sexuales en el matrimonio, y que el matrimonio sólo puede ser entre un hombre y una mujer.

(Editado en español por Patricia Avila)