Ejército sirio bombardea distrito de Damasco en manos rebeldes

sábado 5 de enero de 2013 15:58 GYT
 

BEIRUT (Reuters) - El Ejército sirio disparaba proyectiles el sábado contra un distrito de Damasco, en un intento por expulsar a los rebeldes que buscan acercarse al bastión de poder del presidente Bashar al-Assad.

Mientras persiste el conflicto que ha causado la muerte de decenas de miles de personas en 21 meses de revuelta, el viceministro de Relaciones Exteriores de Siria visitó Irán el sábado, a fin de mantener el apoyo del principal aliado regional de Assad.

La agencia de noticias iraní Fars dijo que el viceministro Faisal al-Makdad se reuniría con el presidente Mahmoud Ahmadinejad y con otros funcionarios de la república islámica.

La prensa estatal siria anunció el sábado que Assad ofrecería un discurso el domingo, en la que sería su primera declaración pública en varias semanas. Un canal de televisión local sostuvo que el mandatario comentaría "los eventos en Siria y la región".

Las fuerzas del Gobierno lanzaron proyectiles contra Jobar, un enclave suní cercano al centro de Damasco, un día después de bombardear Daraya, un suburbio situado en el este y que es parte de una zona periférica que está cayendo en manos de los combatientes, dijo Housam, un activista en la capital.

"El bombardeo comenzó en las primeras horas de la mañana, se ha intensificado desde las 11.00 de la mañana y ahora es realmente intenso. Ayer (viernes) fue en Daraya y ahora Jobar es el punto de batalla en Damasco", dijo a través de Skype.

Los países de Occidente hasta el momento no han mostrado intenciones de intervenir militarmente en Siria de la forma en que ayudaron al derrocamiento de Muammar Gaddafi en Libia en el 2011, pero la OTAN está enviando misiles defensivos Patriot de Estados Unidos y Europa a la frontera sirio-turca.

El Ejército de Estados Unidos dijo que sus tropas y equipos comenzaron a llegar a Turquía el viernes. Alemania y Holanda también desplegarán baterías de misiles Patriot en Turquía, en un proceso de instalación que tomará varias semanas.

Turquía y la OTAN dijeron que los misiles están destinados para proteger el sur de Turquía de posibles ataques con proyectiles derivados del conflicto en Siria. Damasco, junto con sus aliados rusos e iraníes, dice que el despliegue de la alianza occidental podría dar paso a una intervención militar.

La guerra civil en Siria, el más prolongado y letal conflicto surgido a partir de los levantamientos populares de la Primavera Arabe en los últimos dos años, ha causado la muerte a al menos 60.000 personas, de acuerdo a las recientes estimaciones dadas a conocer por Naciones Unidas.

(Reporte adicional de Mariam Karouny y Marcus George. Editado en español por Marion Giraldo)