Economía alemana cae en 4to trim por débil demanda europea: ministerio

viernes 11 de enero de 2013 08:38 GYT
 

BERLIN (Reuters) - La economía de Alemania cayó en el cuarto trimestre debido a un retroceso de la producción industrial, en línea con la debilidad de la demanda europea, dijo el viernes el Ministerio de Economía.

Pero el ministerio agregó en un informe mensual que la fortaleza subyacente de la economía alemana, junto con las señales globales positivas, apunta a una "recuperación significativa" en el curso del año.

Alemania tiene programado publicar una estimación del producto interno bruto (PIB) para el 2012 el martes. Los economistas encuestados por Reuters han proyectado una expansión del 0,8 por ciento. Las cifras del cuarto trimestre se conocerán en febrero.

"El duro ambiente europeo ha empañado el crecimiento económico alemán", dijo el ministerio en su reporte.

"De acuerdo con los indicadores, se debería esperar una caída significativa del desempeño económico en el último trimestre del año", señaló.

Agregó que una menor demanda de las exportaciones alemanas combinada con la incertidumbre causada tanto por la crisis de la deuda de la zona euro como por la dirección futura de la política fiscal estadounidense había reducido la disposición de las firmas a hacer inversiones, derivando en una moderación de la expansión.

Eso encaja con datos recientes que han mostrado que las órdenes se desplomaron, la producción creció muy modestamente, el comercio internacional se retrajo y también cedió el sector manufacturero.

La mayoría de los economistas creen que Alemania, la mayor economía europea, sufrió una leve contracción en el cuarto trimestre aunque piensan que evitaría la recesión -definida como dos trimestres seguidos de bajas- y repuntaría en el primer trimestre del 2013.

En ese sentido, el ministerio destacó que "una ligera mejora en los indicadores de la confianza sugiere que la economía comenzará el nuevo año con un tono positivo y rápido superará este período temporario de debilidad".

Recientes sondeos mostraron que la confianza de las empresas alemanas mejoró y que también creció la percepción de los inversores, mientras que los niveles de los pedidos exhiben indicios de estabilización.

(Reporte de Annika Breidthardt, Editado por Juan Lagorio)