14 de enero de 2013 / 17:48 / hace 5 años

Obama se niega a negociar alza en límite de endeudamiento EEUU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington, ene 14 2013. El presidente Barack Obama advirtió el lunes al Congreso que una negativa a elevar el límite de la deuda estadounidense el mes próximo podría traer como consecuencia un caos económico para el país. REUTERS/Jonathan Ernst

Por Matt Spetalnick y Mark Felsenthal

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Barack Obama rechazó el lunes cualquier negociación con los republicanos sobre el mayor problema fiscal de Estados Unidos, al negarse a ofrecer recortes en el gasto del gobierno a cambio de un alza en el límite de endeudamiento del país.

“Si la meta es asegurarnos que somos responsables respecto a nuestra deuda y nuestro déficit, si esa es la conversación que estamos teniendo, estoy feliz de tenerla”, dijo Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

“Lo que no haré es llevar adelante esa negociación con una pistola apuntando a la cabeza de los estadounidenses”, agregó.

Los líderes republicanos reiteraron rápidamente su demanda de que un incremento del límite de la deuda debe ser acompañado por un recorte de gastos.

Tras negociar hace dos semanas un acuerdo para evitar el llamado “abismo fiscal”, Obama afronta un nuevo choque fiscal con los legisladores republicanos debido al tema del alza del límite de deuda y los recortes automáticos de gastos.

El mandatario sostuvo que la negativa republicana a elevar el límite de la deuda pública podría llevar a Estados Unidos a caer en una cesación de pagos, lo que le impediría al Gobierno garantizar beneficios de la Seguridad Social a algunos ancianos y podría llevar a la economía a una recesión.

Algunos republicanos han dicho que van a pedir recortes de gastos dólar por dólar hasta equiparar cualquier alza en el límite de la deuda.

La inesperada rueda de prensa de Obama podría haber sido un ataque preventivo para tratar de influenciar las reuniones que los legisladores republicanos tendrán esta semana.

Algunos republicanos dijeron que podrían permitir que Estados Unidos caiga en cesación de pagos para forzar que se acepten más recortes de gastos que los que la Casa Blanca quiere.

Obama dijo que aceptaría discutir pasos para reducir el déficit, pero dejó en claro que quiere mantener esa discusión separada del alza del límite de endeudamiento. El mandatario mantuvo su posición de que una reducción del déficit debería incluir medidas para elevar los ingresos y no venir solamente del recorte de gastos.

REPUBLICANOS, FIRMES

Los republicanos han rechazado ese enfoque y dicen que el acuerdo por el “abismo fiscal”, que elevó los impuestos a los más ricos manteniendo las tasas bajas para el resto de los estadounidenses, debería haber puesto en espera la discusión sobre aumentos de impuestos.

Obama debe “ser serio sobre el gasto y el límite de endeudamiento y el momento es perfecto para ello”, dijo el líder republicano en el Senado Mitch McConnell en un comunicado poco después de la rueda de prensa de Obama.

En tanto, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, sostuvo que: “El pueblo estadounidense no respalda elevar el límite de deuda sin que al mismo tiempo se reduzca el gasto del Gobierno”.

Si el Congreso no logra elevar el límite de endeudamiento, el Departamento del Tesoro no podrá pedir dinero prestado para pagar las obligaciones del Gobierno, llevando a una cesación de pagos que podría dañar el crédito para Estados Unidos y tener tremendas consecuencias en los mercados financieros mundiales.

La demora en alcanzar un acuerdo por el límite de la deuda en el 2011 dejó a Washington cerca de una cesación de pagos y dio como resultado una baja en la calificación y una agitación en los mercados financieros que ralentizó la recuperación de la economía.

“Espero que prevalezca el sentido común”, sostuvo Obama. “Sería una herida auto-infligida a la economía”.

Obama afirmó estar dispuesto a asumir la autoridad para elevar el límite de endeudamiento del país si el Congreso no quiere aumentar el techo de deuda, de 16.400 billones de dólares, que se espera sea alcanzado a mediados de febrero.

Al ser consultado sobre las diferencias con los republicanos sobre esta cuestión, respondió que “esto se trata de pagar tus facturas”.

“Tenemos que dejar de dar bandazos de una crisis a una crisis y a otra crisis”.

“Solamente pensar en la idea de que esto pase, de que Estados Unidos no pague sus cuentas, es irresponsable. Es absurdo”, remarcó Obama.

Reporte de Steve Holland, Jeff Mason y Mark Felsenthal; Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below