Cameron rechaza referéndum sobre salida de Gran Bretaña de UE

lunes 14 de enero de 2013 19:18 GYT
 

Por Andrew Osborn y Peter Griffiths

LONDRES (Reuters) - El primer ministro británico, David Cameron, esbozará el viernes sus planes para reducir la participación del Reino Unido en la Unión Europea, una medida que podría cambiar el papel de la potencia en el mundo, molestar a algunos de los aliados del líder británico y decidir el destino de su Gobierno.

El lunes, cuando finalmente se estableció la fecha del esperado discurso para el 28 de enero en Holanda, el líder conservador decepcionó a algunos en su partido al rechazar los llamados a un rápido referendo sobre la salida del bloque.

Pareció ofrecer, sin embargo, la posibilidad de una votación después de renegociar los términos de la membresía de Londres.

En el que podría ser uno de los discursos más catastróficos sobre Europa de parte de un líder británico desde la Segunda Guerra Mundial, se espera que Cameron diga que la crisis del bloque y la mayor integración que impulsa es una oportunidad para que Reino Unido, que ha rechazado la moneda única, establezca una relación menos estrecha con sus 26 socios.

Críticos dicen que su maniobra podría iniciar una cadena de eventos en secuencia imprevistos que podrían llevar al Reino Unido a abandonar la UE -voluntaria o involuntariamente- y dejar a la sexta mayor economía mundial con una influencia considerablemente menor a la que detenta actualmente.

Pero Cameron, que lidera a un partido y a un país con un fuerte sesgo antieuropeo, rechaza tales rumores como una campaña de miedo. Dice que quiere que el Reino Unido siga dentro de una UE reformada, pero para recuperar el control de áreas de la vida pública donde él y otros creen que la influencia de Bruselas se ha vuelto dominante y dañina.

"Todos los discursos políticos son un campo minado, pero este es uno inusualmente feroz", dijo Mats Persson, director de Open Europe, un grupo de expertos que presiona en favor de una Unión Europea reformada que se concentre en el libre comercio en lugar de armonizar políticas de Gobierno.

Es posible que Cameron identifique las principales áreas de política -desde leyes de inmigración a empleo y asuntos legales- donde quiere que el Reino Unido recupere sus competencias centrales de manos de la UE.   Continuación...