Ventas minoristas de Brasil desaceleran crecimiento en noviembre

martes 15 de enero de 2013 11:31 GYT
 

Por Brad Haynes

SAO PAULO (Reuters) - Las ventas minoristas de Brasil desaceleraron su crecimiento en noviembre frente a octubre debido a que una fuerte carga de deuda limitó la capacidad de compra de los consumidores, lo que revela una recuperación económica frágil y refuerza expectativas de que las tasas de interés seguirán en mínimos históricos.

Las ventas al por menor subieron un 0,3 por ciento en noviembre frente a octubre, informó el martes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en línea con los pronósticos de analistas.

En octubre, las ventas minoristas habían subido un 0,8 por ciento frente a septiembre.

Las cifras del comercio minorista se conocen un día antes de que el banco central brasileño realice su reunión de política monetaria. Se espera que los funcionarios mantengan las tasas de interés en el actual mínimo histórico de 7,25 por ciento.

La demanda de los consumidores mantuvo a Brasil fuera de la recesión el año pasado, gracias a un bajo desempleo, un alza de los salarios y tasas de interés en mínimos. Sin embargo, las familias brasileñas están gastando más que nunca para cumplir con los pagos de sus deudas, lo que ha recortado la demanda por bienes duraderos.

"Las cifras confirman la desaceleración, con un cuarto trimestre muy modesto y un crecimiento inferior al 1 por ciento en 2012. Fue un año terrible", afirmó Andre Perfeito, economista jefe de Gradual Investimentos, en Sao Paulo.

"Además debería reforzar (la opinión de) consenso de que el banco central mantendrá bajas las tasas durante un período extenso", agregó.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^   Continuación...

 
Foto de archivo de una vendedora al interior de una tienda comercial en Río de Janeiro, nov 30 2012. Las ventas minoristas de Brasil desaceleraron su crecimiento en noviembre frente a octubre, debido a que una fuerte carga de deuda limitó la capacidad de los consumidores para realizar grandes compras, en medio de una débil recuperación de la economía. REUTERS/Sergio Moraes