15 de enero de 2013 / 17:38 / hace 5 años

IAEA espera lograr acceso a complejo militar Parchin en visita a Irán

Por Fredrik Dahl

El jefe de la delegación de la Agencia Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas Herman Nackaerts durante una conferencia de prensa antes de partir rumbo a Irán desde Viena, ene 15 2013. La agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas dijo el martes que espera obtener acceso a la base militar de Parchin durante una visita a Irán esta semana, con la que apunta a desbloquear una investigación sobre supuestas actividades de la república islámica para elaborar una bomba atómica. REUTERS/Herwig Prammer

VIENA (Reuters) - La agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas dijo el martes que espera obtener acceso a la base militar de Parchin durante una visita a Irán esta semana, con la que apunta a desbloquear una investigación sobre supuestas actividades de la república islámica para elaborar una bomba atómica.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) pretende concretar un acuerdo marco con Irán en las negociaciones del miércoles en Teherán que le permitan reanudar su postergada investigación, dijo el subdirector general de la entidad, Herman Nackaerts.

“Estamos acercándonos a estas conversaciones con un espíritu constructivo (...) y confiamos en que Irán trabajará con nosotros con el mismo espíritu”, dijo el funcionario en el aeropuerto de Viena, antes de partir junto a su equipo hacia la capital iraní para una nueva ronda de negociaciones, las cuales hasta el momento no han arrojado avances significativos.

Las potencias mundiales, que luchan por resolver una disputa que ya lleva una década respecto del trabajo atómico de Irán y evitar la amenaza de una nueva guerra en Oriente Medio, seguirán de cerca el diálogo entre la IAEA y Teherán, en busca de algún indicio de una disposición iraní para finalmente empezar a despejar sus preocupaciones.

Las seis mayores potencias mundiales -Estados Unidos, Francia, Alemania, China, Rusia y Gran Bretaña- e Irán retomarán a fines de enero sus negociaciones para intentar lograr un acuerdo diplomático más amplio. La última de estas reuniones se realizó en junio.

Israel, un aliado de Estados Unidos que es considerado como el único país de Oriente Medio con arsenal nuclear, ha amenazado con una acción militar si la diplomacia y las sanciones económicas, que apuntan a detener el programa de enriquecimiento de uranio de Irán, no logran superar el estancamiento en las negociaciones.

Irán, un importante productor petrolero, señala que su trabajo nuclear sólo tiene fines pacíficos y busca generar una fuente alternativa de energía ante el rápido crecimiento poblacional.

La IAEA, cuya misión es prevenir la expansión de armas nucleares en el mundo, ha estado tratando desde hace un año negociar con Teherán un acuerdo marco estructurado para obtener acceso a instalaciones, autoridades y documentos en el país islámico.

Tanto la IAEA como Teherán han dicho que hubo progresos en su última reunión en la capital iraní a mediados de diciembre, aunque no dieron detalles.

“Buscamos concretar el acuerdo marco estructurado para resolver los temas pendientes respecto a las posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán”, sostuvo Nackaerts.

ESCEPTICISMO

Diplomáticos occidentales se mostraron escépticos de las posibilidades de un avance tras lo que consideran años de evasivas iraníes a los pedidos y preocupaciones de la IAEA. Incluso si hubiera un acuerdo, aún restaría ver cómo sería implementado, señalaron.

Consultado sobre si había algún motivo para ser optimistas sobre las conversaciones de esta semana, un enviado de Occidente dijo: “Ninguno que yo conozca”.

La prioridad inmediata de la IAEA es visitar la instalación militar de Parchin, en el sudeste de Teherán, donde la entidad sospecha que se habrían realizado pruebas relevantes con explosivos para la producción de armas nucleares, quizá hace una década.

Irán, que manifiesta que Parchin es una instalación militar convencional, rechaza las acusaciones y hasta el momento también ha negado el acceso a la planta, pese a los pedidos reiterados de la IAEA durante el último año.

“Esperamos que nos permitan ir a Parchin y, si se nos concede el acceso, daremos la bienvenida a la posibilidad de hacerlo”, declaró Nackaerts a periodistas. “Estamos listos para ir”, sostuvo.

Parchin “no tiene nada que ver con actividades nucleares”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Ramin Mehmanparast en Teherán.

Reporte de Fredrik Dahl. Editado en español por Damián Pérez y Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below