Seis atacantes suicidas bombardean agencia de espionaje en Kabul, dos muertos

miércoles 16 de enero de 2013 10:59 GYT
 

KABUL (Reuters) - Seis atacantes suicidas detonaron bombas en un asalto coordinado a la agencia de espionaje de Afganistán en Kabul, asesinando al menos dos personas e hiriendo a otras 22, dijeron el miércoles autoridades locales.

El ataque comenzó alrededor de las 0730 GMT, cuando el primer asaltante detonó un coche bomba cerca de la entrada de la Dirección Nacional de Seguridad (DNS), dijo en un comunicado la oficina del jefe de policía de Kabul.

La policía informó además que disparó y mató a otros cinco hombres cargados con explosivos que iban a bordo de una pequeña camioneta e intentaban entrar al complejo de la DNS.

Dos guardias de la DNS fueron asesinados por el primer atacante y otros 22 resultaron heridos, indicaron fuentes de seguridad y de salud.

Los atacantes se las ingeniaron para atravesar el altamente custodiado centro de la capital afgana, hogar de varios ministros locales y embajadas de países de Occidente.

Los talibanes enviaron un mensaje a los medios para comunicar que el ataque se había producido, pero no se adjudicaron la responsabilidad.

El presidente de la DNS, Asadullah Khalid, sobrevivió a un intento de asesinato el mes pasado, en un ataque que amenazó con desbaratar un incipiente y ya frágil proceso de paz entre el Gobierno afgano y los talibanes.

La violencia en el país asiático se ha incrementado en el último año, generando preocupación en torno a cómo lograrán manejarse los 350.000 oficiales de las fuerzas de seguridad afganas una vez que las tropas extranjeras se retiren.

(Reporte adicional de Miriam Arghandiwal; Escrito por Amie Ferris-Rotman y Dylan Welch. Editado en español por Damián Pérez)

 
Un grupo de fuerzas de seguridad revistan el sitio de un ataque con un carro bomba en Kabul, ene 16 2013. Seis atacantes suicidas detonaron bombas en un asalto coordinado a la agencia de espionaje de Afganistán en Kabul, asesinando al menos dos personas e hiriendo a otras 22, dijeron el miércoles autoridades locales. REUTERS/Mohammad Ismail