17 de enero de 2013 / 10:19 / hace 5 años

Presidente ejecutivo de Rio Tinto es castigado por compras calamitosas

4 MIN. DE LECTURA

Por Clara Ferreira-Marques

LONDRES (Reuters) - Rio Tinto despidió el jueves a su presidente ejecutivo, Tom Albanese, y reveló un cargo de 14.000 millones de dólares en su balance en relación a sus dos adquisiciones más significativas, el grupo de aluminio Alcan y la carbonera de Mozambique.

Albanese, un peso pesado de la minería que se unió a la tercers mayor minera diversificada del mundo hace dos décadas, será reemplazado por el jefe de mineral de hierro, Sam Walsh.

Doug Ritchie, quien encabezó la adquisición e integración de los activos de carbón de Riversdale enfocada en Mozambique, también fue despedido.

Nacido en Nueva Jersey y entrenado en Alaska, Albanese había sobrevivido hasta ahora las consecuencias de su adquisición desastrosa de Alcan por 38.000 millones de dólares en 2007, una enorme y más que costosa compra cuando Rio era presionada por rivales a crecer o ser adquirida.

La compra se volvió perjudicial al tiempo que se derrumbaban los mercados y se desplomaban los precios del aluminio.

Desde entonces, Rio Tinto vio años de pérdidas en aluminio y sufrió miles de millones en reducciones de su balance -ya había sufrido un cargo de 8.900 millones de dólares hace un año en esos activos problemáticos.

Walsh fue acogido por inversores y analistas como alguien confiable, pero muchos dudaron de si el veterano sería una solución de largo plazo para el grupo, y plantearon inquietudes sobre la gestión de un grupo que también anunció el alejamiento de su jefe de finanzas en julio del año pasado.

"Es otra mancha en términos de su historial (el de Albanese) en Fusiones y Adquisiciones y supongo que, considerando la magnitud del cargo (...) no estoy sorprendido de que se esté alejando con esto, ni estoy sorprendido que lo esté haciendo Doug Ritchie", dijo Jeff Largey, analista de Macquarie.

Rio había planeado reducir su división de aluminio separando la mayor parte de sus activos australianos y neozelandeses, pero fuentes de la industria sostienen que los compradores no mostraron mucho interés.

Luego Albanese encabezó en 2011 un acuerdo para comprar la minera de carbón Riversdale, que concentra sus operaciones en Mozambique, desplazando ofertas competidoras de siderúrgicas. En esto, sin embargo, Rio terminó frente a problemas de infraestructura mucho más difíciles que lo esperado.

Las noticias del alejamiento de Albanese y el cargo en el balance, que duplicó con creces las ganancias de la compañía en 2011, tomaron al mercado por sorpresa, impulsando una merma de 2,5 por ciento en las acciones de Rio, hasta 3.372 peniques, en operaciones matinales en Londres.

"No esperaba el cargo de 14.000 millones de dólares", dijo Tim Schroeders, un administrador de cartera de Pengana Capital, propietaria de acciones de Rio Tinto. Agregó que los despidos señalaban una compañía presionada para que haga un mejor trabajo.

"Creo que es claramente un caso en el que la junta hizo determinaciones en términos de rendiciones de cuentas más estrictas que las que tuvimos antes (de la crisis)", agregó.

Reporte de Clara Ferreira-Marques y Kate Holton. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below