Fisher de la Fed expresa dudas sobre beneficios de compra de bonos

jueves 17 de enero de 2013 06:18 GYT
 

Por Alister Bull y Ann Saphir

WASHINGTON / MINNEAPOLIS (Reuters) - Un funcionario de alto rango de la Reserva Federal expresó escepticismo el miércoles sobre los beneficios de compras de activos por parte del banco central de Estados Unidos, mientras que un político más moderado mantuvo su campaña por una política de alivio adicional.

El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, en unos comentarios que fueron principalmente acerca de la necesidad de reorganizar los bancos que son "demasiado grandes para quebrar", dijo que la eficacia de las compras masivas de bonos de la Fed para ayudar a la economía se está desvaneciendo.

"Creo que cada vez están teniendo un impacto menor al avanzar el tiempo", dijo Fisher, cuando se le preguntó acerca de los beneficios de seguir la llamada flexibilización cuantitativa.

"Las tasas (de crédito) están en su nivel más bajo en una vida, pero no han bajado tan rápido como me gustaría (...) ver, y no creo, por lo tanto, que nuestra política haya sido tan eficaz como nos gustaría", dijo.

El jefe de la Fed de Dallas se encuentra entre los más duros de los 19 diseñadores de políticas del banco central en su preocupación por la inflación potencial.

La Fed se comprometió el mes pasado a seguir comprando 85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y bonos respaldados por hipotecas al mes hasta que haya una mejora significativa en las perspectivas para el mercado laboral, pero dijo que también está monitoreando la eficacia y los costos del programa.

Las minutas de la reunión del 11 al 12 de diciembre, publicadas a principios de enero, mostraron que varios funcionarios pensaban que las compras de bonos debería ser detenidas mucho antes del final de este año.

La Reserva Federal ha adoptado medidas audaces para impulsar la recuperación y dice que mantendrá las tasas de interés cerca de cero hasta que el desempleo llegue a un 6,5 ​​por ciento, desde el actual 7,8 por ciento, a condición de que la inflación no viole un umbral del 2,5 por ciento.   Continuación...