Gobierno venezolano agita viejos fantasmas en ausencia de Chávez

viernes 25 de enero de 2013 10:36 GYT
 

Por Mario Naranjo

CARACAS (Reuters) - El Gobierno de Venezuela ha comenzado a magnificar a los enemigos de siempre, en lo que algunos ven como un viejo ardid para mantener el apoyo popular y desviar las inquietudes sobre la salud del ausente presidente Hugo Chávez.

Amenazas de expropiaciones, sanciones a empresas y hasta un complot de magnicidio surgieron en los últimos días desde el Gobierno socialista, que ha sido encargado al vicepresidente Nicolás Maduro mientras un silencioso Chávez convalece en Cuba de su cuarta operación contra un cáncer en un año y medio.

"Tenemos que repetirlo, ratificarlo, tenemos que trabajar mucho porque estamos frente a un monstruo", afirmó Maduro la semana pasada en un mitin en el que fustigó a la oposición doméstica y al imperio encarnado en la derecha internacional.

Maduro, eventual heredero político designado por Chávez, no tiene el carisma del líder venezolano pero se ha esforzado por acercarse a otras corrientes del heterogéneo Partido Socialista, donde se codean desde militares hasta empresarios en una amalgama que analistas dicen que sólo Chávez mantiene unida.

Para alejar los rumores de rivalidades, otro de los hombres fuertes del partido, el teniente y presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, se ha abrazado con Maduro en actos desde que Chávez partió a La Habana el 10 de diciembre.

Avivando la idea de que el enemigo de la "revolución bolivariana" está al acecho, Maduro, un ex chofer de autobús, aseguró esta semana que el Gobierno detectó grupos infiltrados en el país para atentar contra él y Cabello, sin dar detalles.

"Miren el lenguaje que utilizan, el lenguaje despectivo de una oligarquía que jamás podrá entender quiénes somos nosotros (...); ellos dicen que hay que sacar del medio al tenientico y al autobusero", disparó el vicepresidente.

Chávez, que en octubre ganó los comicios para extender su mandato a casi dos décadas pero aún no pudo asumir oficialmente por la enfermedad, denunció en el pasado planes para asesinarlo sin dar muchas pruebas.   Continuación...

 
Imagen de archivo de un grupo de partidarios del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con una pancarta alusiva a él durante un mitin en Caracas, ene 23 2013. El Gobierno de Venezuela ha comenzado a magnificar a los enemigos de siempre, en lo que algunos ven como un viejo ardid para mantener el apoyo popular y desviar las inquietudes sobre la salud del ausente presidente Hugo Chávez. REUTERS/Jorge Silva