30 de enero de 2013 / 12:57 / en 5 años

Países donantes prometen 15.000 mln dlrs en ayuda para sirios: ONU

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon (a la izquierda en la imagen), junto al canciller kuwaití, Sheikh Sabah al Khaled al Sabah, durante una conferencia de prensa en Kuwait, ene 30 2013. Países donantes prometieron más de 1.500 millones de dólares en ayuda para los sirios afectados por la guerra civil, anunció el miércoles el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, tras advertir que el conflicto había generado una catastrófica crisis humanitaria. REUTERS/Stephanie McGehee

Por Sylvia Westall

KUWAIT (Reuters) - Países donantes prometieron más de 1.500 millones de dólares en ayuda para los sirios afectados por la guerra civil, anunció el miércoles el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, tras advertir que el conflicto había generado una catastrófica crisis humanitaria.

En un claro mensaje al líder de Siria, Ban dijo en una conferencia para recaudar fondos que el presidente Bashar al-Assad tenía buena parte de la responsabilidad para detener el sufrimiento de su pueblo, luego de casi dos años de conflicto que ha cobrado alrededor de 60.000 vidas.

“Cada día, los sirios afrontan incesantes horrores”, dijo Ban a los representantes de las naciones donantes reunidas en Kuwait. Entre las atrocidades se incluyen violencia sexual, torturas y ejecuciones sumarias.

Sesenta y cinco personas fueron halladas muertas a tiros el martes en Aleppo, en una aparente ejecución sumaria masiva, de acuerdo a reportes de activistas opositores.

“¿Cuántas personas más morirán si continúa la actual situación?”, inquirió Ban. “Apelo a todas las partes, y particularmente al Gobierno sirio, a que cesen los asesinatos (...) en nombre de la humanidad, paren los asesinatos, paren la violencia”, dijo el dirigente de la ONU.

Ban anunció al final de la conferencia de un día que el evento había logrado cumplir con su meta de recaudación de 1.500 millones de dólares. Alrededor de 1.000 millones de dólares serán destinados a los países vecinos de Siria que reciben a refugiados y cerca de 500 millones serán asignados a ayuda humanitaria para los sirios desplazados al interior de su territorio.

Los 500 millones de dólares serían canalizados a través de agencias vinculadas a la ONU en Siria y la totalidad de la asistencia cubrirá las necesidades de los próximos seis meses, indicó el jefe de Naciones Unidas.

ESCEPTICISMO

Pero en la capital siria, Damasco, el sonido del fuego de artillería borraba cualquier optimismo en las calles. Consultados sobre las promesas de ayuda humanitaria, los habitantes de la ciudad parecían estar desinteresados o desesperanzados.

“¿A dónde va ir el dinero? ¿Cómo alguien puede saber a dónde va? Todo parecen ser sólo palabras”, dijo Faten, una mujer de una familia de clase media en Damasco.

Otra residente de Damasco de unos 70 años, que pidió no ser nombrada, dijo que el dinero no llegaría a los sirios.

“Mañana todo el dinero será robado. Los intermediarios roban todo. Si ellos pudieran robarse el alma de las personas, lo harían. Yo no contaría con ese dinero”, manifestó.

Los estados ricos del Golfo Pérsico, Kuwait, Arabia Saudita y Emiratos Arabes Unidos, prometieron cada uno 300 millones de dólares en la conferencia. Entre sus 60 participantes estaban funcionarios del Líbano, Jordania, Irán, Túnez, Estados Unidos, Canadá, China, Rusia, Japón, Corea del Sur, Turquía y una serie de países europeos.

Pero grupos humanitarios dicen que materializar las promesas de ayuda en fondos puede tomar tiempo, y uno de ellos sostuvo el martes que la asistencia que actualmente llegaba a Siria no se estaba distribuyendo justamente, puesto que casi toda quedaba en manos de áreas controladas por el Gobierno.

Ban dijo que había mucho por hacer para abordar la crisis humanitaria de Siria.

“La situación en Siria es catastrófica y empeora día a día”, expresó.

Cuatro millones de sirios al interior de su país requieren alimentos, alojamiento y otra clase de ayuda en medio del duro invierno boreal, y se estima que más de 700.000 han huido de la guerra a países vecinos.

La jefa de asistencia humanitaria de Naciones Unidas, Valerie Amos, dijo que la agricultura siria está en crisis, los hospitales y ambulancias han resultado dañados y que ni siquiera hay analgésicos.

El duro invierno ha empeorado las cosas. La población carece de ropa de abrigo, mantas y combustible, y están en peligro particularmente las mujeres y los niños.

“Estamos viendo una tragedia humana desarrollarse frente a nuestros ojos”, declaró.

Reportes de Sylvia Westall, Ahmed Hagagy, Sami Aboudi, Mahmoud Habboush y Mirna Sleiman; escrito por William Maclean. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below