1 de febrero de 2013 / 14:18 / hace 4 años

Muere en bombardeo en Colombia líder rebelde cercano a jefe negociador FARC

6 MIN. DE LECTURA

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA (Reuters) - Un líder de las FARC, cercano al jefe del equipo negociador de esa guerrilla en el diálogo de paz en Cuba, murió en un bombardeo militar mientras el Gobierno colombiano arrecia su ofensiva contra renovados ataques y secuestros de parte de los rebeldes, informó el viernes el ministro de Defensa.

El deceso de alias "Jacobo Arango", jefe del quinto frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se produjo el jueves en el Nudo de Paramillo, una región montañosa y selvática entre los departamentos de Antioquia y Córdoba.

"Es un golpe de alta trascendencia e importancia", dijo a periodistas el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien reveló que el líder guerrillero que llevaba 34 años en la organización falleció junto con otros cinco rebeldes.

El funcionario aseguró que Iván Márquez, líder del equipo de negociadores de la guerrilla en el diálogo de paz que se desarrolla en La Habana desde mediados de noviembre, era el comandante inmediato de alias "Jacobo Arango".

Pinzón sostuvo que el líder guerrillero que murió era responsable de masacres, asesinatos y ataques contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica del país sudamericano.

El hecho ocurre en medio de un recrudecimiento del conflicto armado interno que en la última semana ha dejado cinco militares y tres policías muertos y ha incluido el derribamiento de torres de energía, además del secuestro de dos policías y tres trabajadores petroleros.

El ataque más reciente se produjo el viernes en una carretera del departamento de La Guajira, en el noreste del país y fronterizo con Venezuela, donde rebeldes dispararon ráfagas de fusil contra una patrulla y mataron a los tres policías.

La presión del Ejército obligó a la guerrilla a dejar en libertad el jueves a los tres contratistas de la petrolera canadiense Gran Tierra, un día después de su retención, pero los dos policías aún siguen en su poder.

Gobierno No Cede: Farc

Las FARC anunciaron que continuarán capturando efectivos de las Fuerzas Armadas, lo que provocó una enérgica reacción del Gobierno y tensión en la mesa de diálogo en La Habana justo en el inicio de una cuarta ronda de discusiones el jueves.

En una señal de los desencuentros entre ambas partes, el grupo guerrillero criticó el viernes al Gobierno por no acceder a una serie de propuestas que ha presentado en la mesa de diálogo.

Las FARC dijeron en un comunicado leído en La Habana que el Gobierno colombiano ha negado ocho propuestas, entre ellas, el cese bilateral del fuego y de hostilidades, un tema que ha descartado reiteradamente el presidente Juan Manuel Santos.

"Ya son los múltiples y estridentes NOES del gobierno a todas nuestras iniciativas en favor de la Paz en Colombia", dijo el jefe negociador Iván Márquez al leer el comunicado antes de entrar a una nueva sesión de negociaciones.

"De complemento, el pueblo colombiano ha escuchado a través de los medios de comunicación la reiteración de la orden gubernamental de arreciar la guerra, que extrañamente ahora se hace acompañar de quejas por sus consecuencias, mientras se nos llama cínicos", agregó.

Márquez insistió en renovar los intentos por alcanzar la paz y proteger la mesa de conversaciones instalada a mediados de noviembre, aunque por otra parte los rebeldes han arreciado los ataques y las FARC dijeron que no pararán los secuestros.

En tanto, el presidente Santos ha ordenado a las Fuerzas Armadas intensificar las operaciones contra esa guerrilla.

Y volvió a advertir el jueves que una tregua sólo se dará con la firma de un acuerdo que ponga fin al sangriento conflicto interno de casi cinco décadas que ha impedido un mayor crecimiento de la cuarta mayor economía de América Latina.

Santos dijo que la reciente escalada de la violencia podría ser parte de una estrategia de las FARC para presionarlo a pactar el cese al fuego bilateral y rechazó la posibilidad de firmar acuerdos para regularizar el conflicto como lo planteó la guerrilla.

El ex presidente Alvaro Uribe, antecesor de Santos y quien se convirtió en el más fuerte crítico de su Gobierno, pidió al mandatario suspender el proceso de paz con las FARC.

"Esas negociaciones deben suspenderse hasta tanto el grupo terrorista no libere a los policías secuestrados y cesen sus actividades criminales", dijo Uribe en un acto político en la ciudad de Santa Marta.

Las FARC han sido debilitadas por más de una década de ofensiva militar, apoyada por Estados Unidos, en la que han muerto importantes comandantes y miles de combatientes han desertado, por lo que pasó de unos 17.000 hombres en armas a unos 9.000 en la actualidad, según fuentes de seguridad.

Sin embargo, las recientes acciones confirman que el grupo rebelde considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea aún tiene capacidad de realizar ataques de gran impacto.

En la negociación de paz, el Gobierno y la guerrilla discuten cinco grandes temas que incluyen desarrollo agrario, garantías para la participación en política, fin del conflicto, lucha contra el narcotráfico y compensación de las víctimas.

Reporte adicional de Nelson Acosta en La Habana. Editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below