Tragedia Pemex no debería frenar postergada reforma energética en México

domingo 3 de febrero de 2013 10:05 GYT
 

Por Michael O'Boyle y Ana Isabel Martinez

MEXICO DF (Reuters) - Una potente explosión en el corazón administrativo de la mayor empresa de México, la petrolera estatal Pemex, se convirtió en el primer gran reto del presidente Enrique Peña Nieto, pero no debería descarrilar su prometida reforma energética.

Mientras autoridades investigan las causas de la tragedia que acabó el jueves con la vida de al menos 33 personas -con hipótesis que van desde un accidente hasta un atentado- algunos legisladores y analistas opinan que las reformas estructurales deben continuar adelante.

Peña Nieto, quien asumió hace dos meses y llevó nuevamente al poder al controversial Partido Revolucionario Institucional (PRI), espera contar este año con una amplia reforma fiscal y otra energética para lograr un robusto crecimiento económico, incrementar el empleo, redistribuir mejor los ingresos y reducir la extendida pobreza.

Su plan es apuntalar a la segunda economía de Latinoamérica, opacada por Brasil.

"Lo que pasó en el edificio administrativo de Pemex no tiene por qué ser vinculado con la reforma energética, son dos eventos diferentes", dijo David Penchyna, presidente de la comisión de energía del Senado. "La necesidad de una reforma estructural al sector energético no puede variar ni depender de eventos fortuitos".

"La reforma energética no tiene por qué posponerse o por qué acelerarse a partir de un evento fortuito", agregó el senador del PRI en una entrevista telefónica.

OPORTUNIDAD PARA PROMOVER REFORMA

Pemex, una de las mayores productoras de crudo del mundo, lleva años en el ojo del huracán cuestionada por accidentes en sus instalaciones, robo de combustible y su incapacidad de aumentar sustancialmente la producción de crudo, que cayó desde un récord de 3.4 millones de barriles por día (bpd) en el 2004 hasta 2.5 millones bdp en la actualidad.   Continuación...