Acciones, euro hacen pausa antes de decisión BCE

jueves 7 de febrero de 2013 05:58 GYT
 

Por Richard Hubbard

LONDRES (Reuters) - El euro, los bonos alemanes y las acciones se estabilizaban el jueves, en momentos en que los inversores aguardan la reunión de política del Banco Central Europeo (BCE) más tarde en la sesión y las palabras del presidente Mario Draghi sobre las posibilidades de crecimiento en la región.

El testimonio del nuevo jefe del Banco de Inglaterra, subastas de bonos en Francia y España, reportes de ganancias de una serie de firmas europeas y el comienzo de una cumbre de dos días de la Unión Europea ofrecen más razones para la cautela de los inversores.

El euro cotizaba casi plano a 1,3530 dólares, por encima del mínino en una semana de 1,3458 dólares que tocó el martes, pero lejos del máximo en 15 meses que alcanzó el viernes pasado de 1,3711 unidades.

En sólo tres meses la moneda común ha saltado un 20 por ciento contra el yen japonés, un 8 por ciento contra la libra esterlina y un 7 por ciento contra el dólar, incrementado las tensiones entre los funcionarios de la región.

Las ganancias pondrán el foco de atención en la conferencia de prensa del presidente del BCE Draghi de las 1330 GMT, que seguirá la reunión del banco, donde no se espera un cambio de las tasas de interés.

"El mercado desearía escuchar palabras más fuertes en el frente cambiario para detener la tendencia al alza que estamos viendo, pero dudamos que esto ocurra", dijo el economista de Nomura Nick Matthews.

Los mercados de valores cotizaban en un estrecho rango antes de la rueda de prensa, con el índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas, el FTSE 100 de Londres, el CAC-40 de París y el DAX de Francfort exhibiendo escasa variación en las primeras operaciones.

"La tendencia a mediano y largo plazo aún está intacta, aunque en el corto plazo, estamos pasando a 'neutral'; los índices están muy cerca de niveles clave de apoyo", dijo Gerard Sagnier de Aurel BGC.

El crudo Brent de Londres cotizaba estable en torno a 117 dólares por barril, mientras que el oro subía hacia 1.680 dólares la onza.

(Reporte adicional de Francesco Canepa. Editado en español por Carlos Aliaga)