Asmussen del BCE dice problemas de Francia no se deben a tipo de cambio del euro

domingo 10 de febrero de 2013 14:12 GYT
 

BERLIN (Reuters) - Joerg Asmussen, consejero del Banco Central Europeo (BCE), dijo que los problemas económicos de Francia no se deben al tipo de cambio del euro sino que sus razones se encuentran en el propio país, rechazando los llamados de París para fijar una meta a mediano plazo para el tipo de cambio de la moneda única.

Francia expresará sus preocupaciones sobre la fortaleza de la moneda en las conversaciones que sostendrán el lunes ministros de Finanzas de la zona euro y en una cita del G-20 a mediados febrero.

Sin embargo, pese a esta inquietud francesa otros gobiernos están más preocupados por el propio estado de la segunda economía más grande de la zona euro.

"El núcleo del problema se encuentra en el interior del país y no en el tipo de cambio", dijo Asmussen al diario alemán Handelsblatt de acuerdo a un adelanto de una entrevista que será publicada el lunes.

"Me alegro de que el Gobierno francés haya hecho del aumento de su competitividad un tema central", agregó.

Los llamados realizados el martes por el presidente francés, Francois Hollande, para fijar una meta de mediano plazo para el tipo de cambio del euro recibieron una fría respuesta de Alemania, que se opone a la intervención de sus mercados cambiarios.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el jueves que el banco central vigilará el impacto económico de un fortalecimiento del euro, alimentando las expectativas de que un alza de la moneda podría abrir la puerta a un recorte de las tasas de interés, lo que haría bajar la moneda única.

Asmussen aseguró que era "extremadamente importante" que Francia cumpla su objetivo de déficit público este año. La Unión Europea tiene un límite máximo de déficit estructural del 3 por ciento del producto interno bruto.

"Si las previsiones apuntan a que la meta no se cumplió, forma parte del propio interés del Gobierno de París tomar medidas adicionales", dijo Asmussen citado por el diario.

(Reporte de Annika Breidthardt)