Cuba amplía política crediticia como parte de sus reformas al socialismo

jueves 21 de febrero de 2013 13:59 GYT
 

Por Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) - Cuba realizó el jueves el cambio más drástico a su política crediticia en décadas al permitir que las joyas, los vehículos, las viviendas de veraneo y las tierras puedan presentarse como garantías para préstamos bancarios, que antes eran reservados a quienes los respaldaran con efectivo.

La medida forma parte de las reformas emprendidas por el Gobierno del presidente Raúl Castro para intentar mantener a flote la economía socialista, que se ha abierto recién en los últimos años a la actividad privada en algunos sectores, a la compra-venta de viviendas y autos y a una flexibilización de viajes al exterior.

La Gaceta Oficial cubana publicó el jueves la resolución del Banco Central que estipula que los bancos ahora "aceptarán en prenda o hipoteca de bienes muebles o bienes inmuebles" una lista de bienes personales que no eran anteriormente contemplados.

"Los bancos podrán constituir prenda sobre (...) joyas, alhajas u otro bien de metal o piedras preciosas. Bienes patrimoniales (...), vehículos de motor (y) bienes agropecuarios", según las normas de la resolución publicada en el sitio www.gacetaoficial.cu.

Entre los bienes agropecuarios se incluye parte del ganado mayor, tractores y cosechadoras autopropulsadas, precisó. Asimismo se podrán constituir en garantías viviendas destinadas al descanso o veraneo y tierras baldías en manos privadas.

Antes de esta medida, los interesados en solicitar créditos sólo podían presentar como garantías al banco el efectivo que tuvieran en depósitos bancarios o finanzas solidarias, así como las fuentes de ingresos futuro.

Las nuevas reglas para el sistema crediticio darían un espaldarazo a la novel actividad privada, que ha estado limitada en parte por la falta de capital.

"Se trata de viabilizar los caminos por donde transita la economía del país", dijo el periódico oficial Granma al divulgar la nueva norma crediticia.   Continuación...