22 de febrero de 2013 / 19:05 / en 5 años

RESUMEN- Autoridades de Fed destacan beneficios fiscales de programa de compra de bonos

Imagen de archivo del presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, durante un foro en Bangkok, jul 9 2012. Dos importantes autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos extendieron su defensa del programa de compra de activos del banco central, argumentando el viernes que la política ayuda a mejorar la situación fiscal del país. REUTERS/Sukree Sukplang

Por Jonathan Spicer y Pedro da Costa

NUEVA YORK (Reuters) - Dos importantes autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos extendieron su defensa del programa de compra de activos del banco central, argumentando el viernes que la política ayuda a mejorar la situación fiscal del país.

El presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, y el gobernador de la Fed Jerome Powell señalaron los mayores ingresos por impuestos y el aumento de la producción como dos beneficios de los que disfruta el Gobierno estadounidense a partir de la política del banco central de comprar 85.000 millones de dólares en bonos por mes.

Un tercer responsable del banco central, James Bullard -de la Fed de St. Louis- dijo que las compras continuarán por largo rato a pesar de las crecientes señales de preocupación entre algunos de sus colegas por los potenciales costos y el riesgo de llevarlas a cabo.

La Fed está comprando mensualmente 45.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y 40.000 millones en valores respaldados por hipotecas, en un esfuerzo por alentar el gasto y la inversión y para contribuir con la lenta y errática recuperación de Estados Unidos de la recesión de 2007-2009.

Aunque las compras continuarían hasta que el atribulado mercado laboral estadounidense mejore sustancialmente, algunos funcionarios de la Fed están cada vez más preocupados por la posibilidad de que el balance del banco central -actualmente en 3 billones de dólares- pueda desestabilizar los mercados financieros o desatar una futura inflación.

Los mercados financieros están llenos de especulaciones sobre la posibilidad de que las compras de activos terminen antes de lo previsto luego de que las minutas de la reunión de políticas de la Fed en enero, publicadas el miércoles, mostraran a varias autoridades que piensan que las compras deben reducirse o detenerse antes del repunte esperado en las contrataciones.

En un discurso, Rosengren redobló su defensa de la política de expansión monetaria de la Fed, la cual fue respaldada por él, Bullard y Powell en una votación el mes pasado.

El denominado programa de alivio cuantitativo, conocido como QE3 por ser el tercer esfuerzo similar del banco central, reduce las tasas de interés para Estados Unidos y ayuda a disminuir el coeficiente deuda/PIB, indicó Rosengren.

Además, argumentó, el rápido crecimiento económico alentado por el QE3 tiene el efecto de generar más ingresos fiscales. También reduce el gasto público en áreas como seguros de desempleo debido a que disminuye el desempleo, señaló Rosengren.

“Hacemos bien al considerar también estos beneficios y los costos de inacción cuando evaluamos la política”, declaró Rosengren en una conferencia en la Universidad de Chicago.

Rosengren también dijo que en ausencia de las compras, el desempleo estadounidense sería más alto que la actual tasa de un 7,9 por ciento y que la inflación sería incluso más débil de lo que es.

POTENCIALES PERDIDAS

Entre las preocupaciones que rodean al QE3 está la idea de que se aproximan pérdidas en el balance. La Fed ha reportado ganancias en sus tenencias de bonos del Tesoro en los últimos años, pero podría tener pérdidas en el futuro, cuando las tasas de interes de los valores empiecen a aumentar.

Un estudio interno de la Fed descubrió recientemente que la compra masiva de activos podría derivar en hasta cuatro años de pérdidas que podrían totalizar desde 10.000 hasta 120.000 millones de dólares, dependiendo de las tasas de interés futuras y de cuánto tiempo prosiga el QE3.

Pero Powell restó importancia a la idea de pérdidas que podría generar el banco central de Estados Unidos, argumentando que existen beneficios más amplios de la política de la Fed.

Powell admitió que la Fed podría recibir fuertes críticas si extiende la provisión de liquidez ultrabarata al Tesoro. Pero aclaró que es más importante que la Fed no tiene intención de ser permisiva con la inflación frente a las críticas.

“Cualquier pérdida temporaria debería contraponerse con los beneficios sociales esperados del mejorado crecimiento económico generado por la compra de bonos, que incluiría más ingresos fiscales a partir de un aumento de la producción”, remarcó Powell.

El crecimiento del PIB estadounidense fue de apenas un 2,2 por ciento en el 2012, por debajo del 3 por ciento al que el país está acostumbrado. Los economistas esperan que la baja sea temporaria y la Fed predice un crecimiento “moderado” del PIB de entre un 2,3 y un 3 por ciento.

Bullard ha expresado cautela sobre la expansión exagerada del balance del banco central y ha abogado por disminuir la compra de bonos a medida que el mercado laboral mejore.

El viernes, dijo que había más voces en la Fed que pensaban como él, en parte debido a que la compra extendida pronto podría generar inflación. “La idea de rebajar el programa en algún momento en el futuro puede estar ganando algo de fuerza en el comité”, manifestó en una entrevista con la cadena CNBC.

De todos modos, Bullard añadió: “La política de la Fed es muy flexible y va a ser así por mucho tiempo”.

Reporte adicional de Jason Lange en Washington. Editado en español por Damián Pérez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below