Multitudinario acto de Grillo cierra campaña para elecciones italianas

viernes 22 de febrero de 2013 21:23 GYT
 

Por Naomi O'Leary

ROMA (Reuters) - El comediante Beppe Grillo cerró el viernes la campaña electoral italiana con un acto en el centro de Roma al que asistieron cientos de miles de partidarios y dejó de manifiesto la capacidad de su Movimiento 5 Estrellas de crear un desequilibrio cuando comience la votación el domingo.

Tras llegar en su característico autobús de campaña, Grillo comenzó su conocida diatriba contra políticos y banqueros corruptos, con blancos desde Silvio Berlusconi y Mario Monti a la canciller alemana Angela Merkel.

"¡Dénse por vencidos! ¡Están rodeados!", gritó generando una ovación de la multitud estimada por los encargados de supervisar al público en más de medio millón de personas, muchas de las cuales esperaron por horas bajo la lluvia en la plaza San Giovanni, un tradicional lugar de reunión de la izquierda.

El acto fue la última parada de la "Gira tsunami" de Grillo, de 64 años, quien viajó por Italia en una caravana y se quedaba sin voz en abarrotados mítines que se complementaron con la campaña en Internet más efectiva en la política italiana.

Fue un duro contraste con los actos finales mucho más sosegados de los candidatos rivales, entre ellos Berlusconi, quien no participó en el último mitin de su partido debido, dijo, a un problema ocular.

Aprovechando el enojo que sienten millones de italianos por la corrupción y privilegios de los políticos, Grillo convirtió su grupo de un fenómeno alternativo a una de las fuerzas electorales de las que más se habla en Europa.

Manuela Rossetti, de 30 años, una estudiante de doctorado de arqueología, abandonó Italia para mudarse a Francia junto con muchos de sus amigos porque no veía un futuro en su país, donde la economía apenas ha registrado crecimiento en una década.

"Los políticos son una elite, no son más parte de la sociedad italiana y no entienden los problemas de la gente común", dijo Rossetti mientras esperaba la llegada de Grillo.   Continuación...