La policía detiene a 45 personas tras la "Marea Ciudadana" en Madrid

domingo 24 de febrero de 2013 08:55 GYT
 

MADRID (Reuters) - Cuarenta y cinco personas fueron detenidas en Madrid, nueve de ellas menores de edad, durante los altercados que se produjeron tras finalizar el sábado las manifestaciones convocadas por la llamada "Marea Ciudadana" contra los recortes del Gobierno, según informó el domingo la Policía Nacional.

Las detenciones ensombrecieron una convocatoria pacífica en la que profesores de la llamada "marea verde" en favor de la educación pública, bomberos, miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, empleados de Iberia, de Telemadrid o trabajadores de la sanidad pública salieron a las calles bajo el lema "Por la democracia, la libertad y los derechos sociales. No al golpe de estado financiero. No debemos, no pagamos".

En la capital española, la convocatoria había partido desde cuatro puntos para confluir en la Plaza de Neptuno, cerca del Congreso de los Diputados, donde se concentraron decenas de miles de personas entre una fuerte presencia policial.

Tras el fin de las protestas se produjeron varios altercados en las inmediaciones de la estación de Atocha y 40 personas, 12 de ellas policías, tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios, aunque todas por lesiones de carácter leve, según la policía.

Además, los agentes tuvieron que registrar una mochila abandonada por unos jóvenes tras ser alertados por varios ciudadanos, en cuyo interior encontraron cuatro cócteles molotov.

Durante la marcha, los manifestantes portaron pancartas en las que se podían leer lemas como "Se vende tu salud", "Por el derecho a la vivienda", "Es criminal recortar la sanidad" o "Salvan bancos. Cierran hospitales".

Gloria Martín, de 31 años y licenciada en Sociología en paro, acudió a la marcha como parte del colectivo de Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Guadalajara y el 15M de Azuqueca.

"Pedimos una moratoria para todos los desahucios, la dación en pago retroactiva y el alquiler social, como medidas de mínimos y urgentes", dijo a Reuters en las inmediaciones de la Plaza de Colón. "La vivienda es un derecho y en este país ese derecho se ha convertido durante muchos años en una forma de especular".

En medio de una dura crisis económica que ha dejado a uno de cada cuatro trabajadores en el paro, el Gobierno ha emprendido una serie de medidas de austeridad que han afectado a los servicios sanitarios y la educación, dos ámbitos tradicionalmente protegidos en España.   Continuación...