26 de febrero de 2013 / 17:39 / hace 4 años

RESUMEN-Precios de casas EEUU acaban año con mayor incremento desde 2006

Imagen de archivo de una vivienda a la venta en el barrio Capitol Hill de Washington, ago 21 2012. Los precios de las casas en Estados Unidos terminaron el 2012 con la mayor alza anual en más de seis años, mientras que las ventas de viviendas nuevas saltaron en enero, en la más reciente señal de que el mercado inmobiliario está mejorando, mostraron datos divulgados el martes.Jonathan Ernst

Por Steven C. Johnson

NUEVA YORK (Reuters) - Los precios de las casas en Estados Unidos terminaron el 2012 con la mayor alza anual en más de seis años, mientras que las ventas de viviendas nuevas saltaron en enero, en la más reciente señal de que el mercado inmobiliario está mejorando, mostraron datos divulgados el martes.

En tanto, los consumidores estadounidenses se volvieron más optimistas en febrero en la medida en que desaparecieron los temores del mes anterior sobre un alza generalizada de los impuestos.

"Los números son bastante fuertes. Es un alza significativa en la confianza y un aumento fuerte en las ventas de casas nuevas, no hay mucho que discutir en esos números", dijo David Sloan, economista de 4Cast Ltd en Nueva York.

El índice compuesto S&P/Case Shiller sobre los precios de las propiedades en 20 áreas metropolitanas mostraron que los precios de las casas saltaron un 6,8 por ciento en el año hasta diciembre, la mayor ganancia interanual desde julio del 2006, justo antes de que comenzara a caer el mercado inmobiliario estadounidense.

El índice ganó un 0,9 por ciento en diciembre sobre una base ajustada por estacionalidad, lo que superó al avance del 0,5 por ciento esperado por los economistas.

En forma separada, datos del Departamento de Comercio mostraron que las ventas de casas nuevas saltaron un 15,6 por ciento a máximos niveles en cuatro años y medio. El porcentaje de incremento fue el mayor en casi 20 años.

La confianza del consumidor subió más a lo esperado este mes debido a que los estadounidenses superaron preocupaciones sobre la política fiscal.

Pero aunque se evitó el efecto total de las alzas de impuestos y recortes de gastos programados para entrar en vigencia en el 2013, la carga tributaria aumentó para algunos estadounidenses y una exención de deducciones a las nóminas llegó a su fin, lo que dejó a los consumidores con menos dinero para gastar.

Los principales índices accionarios de Estados Unidos subían, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro aumentaban tras la divulgación de esos datos mejores a lo previsto.

AVANCE VS RIESGOS

El año pasado, el sector de la vivienda contribuyó al crecimiento económico por primera vez desde el 2005. Los precios han estado aumentado desde febrero del año pasado debido a que la oferta de casas disponibles para la venta se redujo en el 2012.

Los inversores que compraron casas baratas para ofrecer en alquiler también respaldaron al mercado y algunas áreas en problemas vieron un fuerte repunte de los precios.

Sin embargo, el mercado inmobiliario no se ha recuperado en su totalidad. Alrededor de un 20 por ciento de las hipotecas son mayores al precio actual de esas casas en el mercado y la tasa de ejecuciones hipotecarias sigue siendo elevada.

"La vivienda no será un gran contribuyente para el crecimiento este año, pero estamos en el largo camino hacia la recuperación", afirmó Michael Hanson, economista senior para Estados Unidos de Bank of America Merrill Lynch.

Los compradores de casas también han sido atraídos por tasas de interés históricamente bajas. Los más recientes esfuerzos de estímulo de la Reserva Federal están ayudando a mantener bajas tasas de interés, mientras el banco central compra activos, incluyendo valores respaldados por hipotecas.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, defendió enérgicamente esa política el martes. El comité de la Fed que fija la tasa de interés ha dicho que pretende seguir comprando 85.000 millones de dólares mensuales de deuda respaldada por hipoteca y de bonos del Tesoro hasta que el mercado laboral mejore sustancialmente.

Las minutas de la más reciente reunión de política monetaria revelaron la semana pasada que algunos funcionarios creían que la Fed podría tener que reducir sus compras antes de ver un aumento en las contrataciones, que es el objetivo del programa.

Algunos economistas prevén que el alza de los precios de las casas y recientes ganancias en el mercado de acciones amortigüen el impacto de los aumentos de impuestos para los consumidores.

Sin embargo, los riesgos permanecen. Los recortes de gastos del Gobierno por cerca de 85.000 millones de dólares deberían entrar en efecto a fines de esta semana a menos que Washington acuerde posponerlos.

Una alta tasa de desempleo probablemente pese con fuerza sobre el gasto, afirman economistas, mientras que tomará tiempo que un mercado laboral mejorado se traduzca en mucho mayor gasto y más préstamos a los consumidores.

Reporte adicional de Lucia Mutikani en Washington y Leah Schnurr y Nick Olivari en Nueva York. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below