27 de febrero de 2013 / 11:29 / hace 4 años

Irán, optimista por negociaciones nucleares; potencias cautelosas

El negociador jefe de temas nucleares de Irán, Saeed Jalili, durante una conferencia de prensa en Almaty, Kazajistán, feb 27 2013. Irán hizo una evaluación positiva de los dos días de negociaciones nucleares con las seis potencias mundiales que terminaron el miércoles, pero las autoridades de Occidente dijeron que Teherán debe empezar a dar pasos concretos para aminorar las crecientes preocupaciones por su actividad atómica.Shamil Zhumatov

Por Justyna Pawlak y Yeganeh Torbati

ALMATY, Kazajistán (Reuters) - Irán hizo una evaluación positiva de los dos días de negociaciones nucleares con las seis potencias mundiales que terminaron el miércoles, pero las autoridades de Occidente dijeron que Teherán debe empezar a dar pasos concretos para aminorar las crecientes preocupaciones por su actividad atómica.

Estados Unidos, China, Francia, Rusia, Gran Bretaña y Alemania ofrecieron aliviar levemente las sanciones contra la República Islámica a cambio de que Irán reduzca sus trabajos nucleares más sensibles, pero habían dejado claro que no esperaban avances significativos en las conversaciones en Kazajistán, las primeras en ocho meses.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que las conversaciones habían sido "útiles" y que un compromiso serio por parte de Irán podría llevar a un acuerdo abarcador en una disputa de una década que ha amenazado con provocar una nueva guerra en Oriente Medio.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán dijo en Viena que está "muy confiado" en que se puede llegar a un acuerdo y su negociador jefe afirmó que creía que la reunión en Almaty podría haber sido un "punto crucial".

Ambas partes acordaron realizar conversaciones entre expertos en Estambul el 18 de marzo para discutir la oferta y volver a Almaty para discusiones políticas el 5 y 6 de abril, cuando diplomáticos occidentales esperan ver un movimiento significativo por parte de Irán.

"Irán sabe lo que tiene que hacer, el presidente ha dejado en claro su determinación a implementar su política de que Irán no tendrá un arma nuclear", comentó Kerry en París.

Un alto funcionario estadounidense agregó en Almaty: "Lo que nos importa al final son resultados concretos".

ADVERTENCIA ISRAELI

Israel, que se cree cuenta con el único arsenal nuclear de Oriente Medio, siguió de cerca las negociaciones. Israel ha sugerido que podría atacar las instalaciones atómicas de Irán si la diplomacia y las sanciones no frenan sus actividades de enriquecimiento de uranio de alto grado.

Teherán niega tener ese objetivo.

Funcionarios occidentales afirmaron que la oferta presentada por las seis potencias incluye un alivio de una prohibición sobre el comercio en oro y otros metales preciosos, y un relajamiento de un embargo a las importaciones de productos petroquímicos iraníes. No entregaron mayores detalles.

A cambio, dijo un alto funcionario estadounidense, Irán tendrá, entre otras cosas, que suspender su enriquecimiento de uranio a una concentración de un 20 por ciento en sus instalaciones subterráneas de Fordow y "reducir la capacidad de reanudar rápidamente sus operaciones ahí".

Irán afirma que tiene el derecho soberano a enriquecer uranio para propósitos pacíficos y que quiere alimentar plantas de energía nuclear de modo que pueda exportar más petróleo.

Sin embargo, una pureza de un 20 por ciento es mucho más alta que lo que se necesita para crear energía nuclear y enciende las alarmas en el exterior porque está a sólo un corto paso técnico del grado necesario para fabricar armas.

Las crecientes reservas de uranio enriquecido en un 20 por ciento están a más de la mitad del camino hacia una "línea roja" que Israel ha dejado en claro que considerará como suficiente para una bomba.

El funcionario estadounidense dijo que la más reciente propuesta "restringirá significativamente la acumulación de uranio enriquecido en casi un 20 por ciento en Irán, mientras que permitirá que los iraníes produzcan suficiente combustible" para su reactor médico en Teherán.

La República Islámica había indicado anteriormente que el enriquecimiento de uranio a una concentración físil de un 20 por ciento estaba abierta a la negociación si en vez de eso recibía el combustible desde el exterior.

El negociador jefe de Irán, Saeed Jalili, sugirió que el país podría discutir el asunto, aunque pareció descartar el cierre de Fordow. Agregó que las potencias no habían hecho esa exigencia específica.

Funcionarios occidentales estaban al tanto de que la cercanía de las elecciones presidenciales, programadas para junio, está provocando tensiones políticas en Teherán y hacen que un avance rápido sea improbable.

El rial iraní, que se depreció con fuerza el año pasado debido a las sanciones, se fortaleció alrededor de un 2 por ciento el miércoles, informaron sitios web de seguimiento de divisas.

Reporte adicional de Fredrik Dahl en Almaty, Georgina Prodhan en Viena, Zahra Hosseinian en Zúrich, Gabriela Baczynska en Moscú, Dan Williams en Jerusalén y Marcus George en Dubái. Escrito por Timothy Heritage y Fredrik Dahl. Editado en español por Marion Giraldo y Damián Pérez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below