EEUU ayudará a rebeldes sirios con alimentos y medicinas, no armas

jueves 28 de febrero de 2013 10:08 GYT
 

Por Arshad Mohammed y Khaled Yacoub Oweis

ROMA (Reuters) - Estados Unidos enviará por primera vez asistencia humanitaria a los combatientes que luchan en Siria por derrocar al presidente Bashar al-Assad, dijo el jueves el secretario de Estado John Kerry, decepcionando a los insurgentes que están solicitando armas a Occidente.

Más de 70.000 sirios han muerto en un devastador conflicto que comenzó hace casi dos años como una protesta pacífica contra Assad. Unas 860.000 personas han huido al exterior y varios millones están desplazadas dentro del país y necesitan entre otras cosas alimentos y medicinas.

En declaraciones realizadas en Roma luego de un encuentro del grupo "Amigos de Siria", que reúne a los principales países europeos y árabes que apoyan a la oposición, Kerry dijo que Washington elevará a más del doble la ayuda a la oposición civil, brindándole 60 millones de dólares adicionales para ayudar a proveer seguridad.

Estados Unidos ahora "extenderá los suministros alimenticios y médicos a la oposición, incluso al (Consejo) Militar Supremo de la oposición en Siria", dijo Kerry.

En su comunicado final, Amigos de Siria se comprometió a brindar más apoyo político y material a la opositora Coalición Nacional Siria, un grupo de composición variada que ha tenido problemas para unir a las facciones de la oposición dentro de Siria, especialmente a las distintas fuerzas rebeldes.

Riad Seif, un líder de la coalición, dijo previamente a las conversaciones en Roma que demandará un "respaldo militar cualitativo", aunque otro funcionario del grupo celebró el cambio en la posición de Estados Unidos a pesar de la negativa a entregarles armas.

"Avanzamos con un gran acuerdo de cauteloso optimismo", dijo Yasser Tabbara. "Hoy (jueves) escuchamos un tipo de discurso diferente", agregó, señalando que la oposición necesita apoyo militar y político.

El pequeño cambio en la política estadounidense podría agravar la frustración en la coalición, que la llevó a declarar la semana pasada que boicotearía las conversaciones en Roma pese a que cambió de opinión bajo la presión de Estados Unidos.   Continuación...