19 de junio de 2017 / 9:53 / hace 2 meses

Reino Unido y UE, en carrera contrarreloj para lograr un acuerdo

En la imagen, el negociador de la UE Michael Barnier (D) saluda al británico Davis en la Comisión Europea antes de su primer día de negociación en Bruselas, el 19 de junio de 2017. El secretario británico del Brexit, David Davis, arribó el lunes a Bruselas para iniciar unas negociaciones que, según dijo, derivarán en un vínculo "nuevo, profundo y especial" con la Unión Europea, en beneficio de los ciudadanos de Reino Unido y de todo el bloque.Francois Lenoir

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea dijo el lunes tras el primer día de conversaciones sobre la salida de Gran Bretaña del bloque que el tiempo corre, pero el ministro británico del Brexit, David Davis, se mostró optimista de que se llegarían a un resultado positivo y rápido.

Las negociaciones se iniciaron en Bruselas casi un año después de que Reino Unido inesperadamente aprobó en un referendo abandonar la UE y menos de dos semanas después de que la primera ministra Theresa May perdió la mayoría parlamentaria en elecciones anticipadas, un resultado que levantó dudas sobre la estabilidad del gobierno británico.

"El reloj está avanzando", dijo el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, en una rueda de prensa conjunta con Davis, añadiendo que un divorcio ordenado es esencial para el Reino Unido y la UE. Un acuerdo justo para ambas partes es posible, afirmó el exministro francés.

No soy optimista ni pesimista. Soy determinado", añadió citando al fundador del bloque comercial que más tarde se convirtió en la UE, Jean Monnet.

Continuando con la referencia histórica, Davis citó al líder británico Winston Churchill. "Los pesimistas ven dificultades en cada oportunidad; los optimistas ven oportunidades en cada dificultad. Y uniendo a Churchill y Monet digo que soy ciertamente un optimista determinado", declaró.

Davis señaló que la posición negociadora del Reino Unido no ha cambiado a pesar de los pobres resultados de su Partido Conservador en las recientes elecciones. El Reino Unido, aseguró, trataría de abandonar el mercado único y la unión aduanera, y también buscaría diseñar un acuerdo comercial por separado.

Ambos dijeron que pasaron gran parte del tiempo discutiendo la cuestión de Irlanda del Norte, donde todos los partidos buscan mantener la frontera abierta. Davis dijo que espera un progreso rápido en la negociación, que se prevé dure dos años antes de que Gran Bretaña abandone el bloque.

¿QUÉ BREXIT?

La debacle electoral de May ha reavivado las discrepancias sobre Europa entre los Conservadores que su predecesor David Cameron esperaba zanjar con el referéndum, y deja a los líderes de la UE con incertidumbre sobre su plan para un "Reino Unido global" que muchos de ellos consideran como un disparate.

Aunque partidarios del Brexit como Davis han respaldado firmemente la propuesta de May de una ruptura limpia con el mercado único y la unión aduanera, el ministro de Finanzas, Philip Hammond, y otros se han hecho eco este mes de llamados del sector empresarial a un "Brexit" menos abrupto y a mantener lazos aduaneros más cercanos.

Ante el descontento en la Escocia proeuropea y problemas en Irlanda del Norte, que se enfrenta a una nueva frontera con la UE en la dividida isla, el Brexit supone nuevas amenazas para la integridad del Reino Unido.

Editado en español por Marion Giraldo y Natalia Ramos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below